domingo, 14 de junio de 2009

LETANIA A LA AMISTAD

No es una despedida, es un hasta pronto, porque ni el dolor de la muerte borrará la alegría de conocerte.
Amigo, antes que tristeza y pena, nos has dejado un legado de sacrificio y libertad, no nos olvidaremos de tu contagiosa risa, viviste esta vida con intencidad, ahora vives en el reino de nuestro padre, en el recuerdo de nuestros corazones, y en las cosas que cada uno vivió contigo, siempre a pesar de la advesidad, nos enseñaste a luchar y guerrear por los sueños, a defender nuestras creencias, nos diste mucho ánimo para continuar esta senda, tu optimismo es nuestra herencia.
Pocos conocían tu lado oscuro y muchos le temían, sin embargo el carisma de tu forma de ser te ha hecho leyenda, a donde quieras que ibas dejabas mucho que contar, incluso en tus escritos (aunque tu letra era pésima) dejabas ver un alma llena de amor por la vida y el amor, tanto que tu pasión te llevaba hasta las iras más terribles, o las ternuras más divertidas; recuerdo verte alegar por modales, o decir un piropo a una mujer linda, tocer indiscriminadamente por tu tabaquismo, y tus inocentes actos de niño traviezo.
Tu vitalidad y nobleza eran mucho más que tus rabietas, tan maestro como incauto con esa confianza que se sobrepasa de fe, con una suerte extraña que te salvó de muchos peligros, de la mano de un ángel testigo de lo que vivir es, te la llevabas de maravilla con los niños, interactuabas de tal manera que parecía uno de ellos, por eso no me duele tu determinación ante lo que por fin pudiste lograr: Tu independencia.
Nos podrán quitar nuestras tierras, nos podrán arrebatar la vida, nos harán trabajar y nos tendrán como quieran, pero Quique nos enseñó que hay un orden aleatorio y alterno, que los milagros son posibles, que los límites nos los imponemos cada uno, que más allá de todo siempre está Dios, y que allá en su casa nos encontraremos, caminas entre rios de leche y miel, ahora tienes tu jardín en el cielo, donde paseas con pecas, tu hermano, amigo y demás seres queridos que se adelantaron a ti.
Te amamos Carlos Enrrique, en medida a ello lloraremos la injusticia que te han hecho, lo conmemoraremos, pero también celébraremos el haber compartido algo de nuestras vidas contigo, y eso no nos lo va a quitar nadie ni nada, es imperecedero como tu espíritu que hoy y siempre estará con nosotros, y nosotros contigo.

DIOS TE BENDIGA EN SU GLORIA ETERNA

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA