miércoles, 20 de agosto de 2014

LOS LADRONES DE JESUS

Los ladrones murieron primero que el maestro quien resistió lo que más pudo ese amargo trago, pasaron para ser testigos de lo que espera a todo mortal, un sinfín de tormentos para quien no valoró el espíritu ni la vida, y un premio para quien aprendió del paso por la escuela llamada tierra. No obstante en el momento más difícil de toda alma pasó algo que nunca antes había pasado, un ser resplandeciente de nombre Jesús había descarnado para mostrar a todo ser en el cosmos que el ser humano no es tan malo, que ellos tienen la energía del universo en sí mismos, no tienen el menester de buscar o encontrar pues son puro amor condensado en carne. Incluso la misma parca aceptó que nunca podría reclamar tan glorioso espíritu, no como los vanos seres que pasaban bajo el juicio de la balanza, tampoco los seres que proclamándose dioses se escapaban de su poder o su labor. Aquellos dos sujetos crucificados con el maestro más allá de los discípulos fueron testigos de las palabras del maestro: Quien crea en mí no degustará la muerte. Entonces los hombres no fueron tomados por la oscuridad ya que había huido de la presencia del señor, se vieron frente a una puerta “dejad aquí toda esperanza”  decía sobre ella, si Jesús había caminado para cruzar el estigia ninguna amenaza lo habría de detener, entonces los ladrones siguieron con Jesús entre pecadores que se iban levantando de su castigo, así el primer hombre fue redimido y con él toda su especie, incluso algunos de los más malos salieron mientras otros autodenominados sacerdotes quedaron atrapados allí. Nunca antes se había visto cómo un hombre sacó a tantos de la condena y la pena, el milagro más asombroso era invisible a un mundo que ahora veían en una cruz al que se sacrificó por todos, al que enseñó el amor hasta dar su vida por ello. Los ladrones no podían evitar ni ignorar las miradas de incertidumbre, de sorpresa ante un par de pecadores que no van a pasar por lo que los demás pasaron, no era justo y mucho menos que quien lo sintió así volvió al lugar del que había sido sacado. La idea de haber respetado la vida sobre las cosas los salvó, pero sí de haber vivido de matar la historia sería diferente, no hay nada más descarnado que matar y más animal que hacerlo para vivir. Jesús recorrió todo el inframundo como si pasara por su casa, pero para limpiarla, para llevarse con él a todos aquellos que nunca abandonaron la fe en un amor desconocido mal-llamado dios, pues nosotros mismos somos la deidad del universo CONSCIENCIA pura y en acción. Los dioses antiguos veían con temor y sin poder hacer nada, era la hora del juicio final y tiempo de desaparecer, ya no podrían retornar por sí mismos, ahora deberían abrir portales con rituales mágicos para exigir sangre y muerte a granel. El propio dueño del lugar, inútilmente lo intentó detener pero nada se puede contra las leyes universales, es más, nadie puede contra quien comprende que la luz no es un efecto sino un principio, a quien más allá de lo material sabe que las cosas perduran en el corazón y el pensamiento. Todo un rebaño tras el pastor, así era aquel evento sin precedentes, incluso muchos de los paganos iban allí entre los que cantaban a coro algo doloroso para oídos de demonios, una vibración que ascendía en una espiral de armonía y paz. Así como Isaías, Vyasa, y otros profetas de África, Oceanía, América y todo el mundo iban detrás del mismo Jesús que incluso dirigía el coro con un gesto de alegría y gozo. Los dos ladrones pasaron por el infierno, incluso el que cuestionó a Jesús cuando le dijo que si era el hijo de dios bajara de esa cruz. Pasaron todos y todas, tanto buenos como malos salieron de allí por el simple hecho de aceptar que hay algo más allá de todo, lo desconocido que es más real que la realidad que vivimos pero que no percibimos.

martes, 5 de agosto de 2014

Me atrevo a afirmar que todos aquellos que alimentan al sistema financiero son cómplices de las muertes de niños, mujeres y personas en la franja de Gaza, los mismos culpables de que magnas multinacionales sean más grandes y poderosas que muchos gobiernos. Culpo al mediocre hombre que trabaja para sí “mismo” con la excusa de la necesidad familiar, pues engañado no sabe que su trabajo es el beneficio de quien hace mucho hizo un trato con el demonio, dios de la materia y el arquitecto de nuestra sociedad, pues nada bueno hay en un sistema piramidal donde los del tope viven de todos por debajo de ellos. Sólo hay que mirar los medios de comunicación, ya sea el cine, la música o lo escrito,  para ver en qué dirección nos llevan los dueños de la sociedad ¿Acaso los Rockefeller han sido boicoteados por monopolio? Ya al abuelo de ese sujeto lo habían detenido pero David es el orgullo: controla el FED, la ONU y muchas otras Organizaciones que aunque sean legales actúan de manera criminal. ¿Son los Rothschild muestra de la codicia y lo negativo? Por el contrario no faltan las personas que quieran ser como ellos, ostentar lujos creados a partir de la miseria y muerte de otros (ellos han financiado las guerras mundiales y las guerras invisibles). Y qué decir de Ucrania donde se vive bajo la zozobra, Colombia, México, Somalia, Corea del norte, y quien sabe cuántos países más saben de lo que hablo, y no me refiero a sus gobiernos  sino a sus pueblos que son víctimas de los sicarios financieros, por no decir de las armadas poderosas del mundo que aún en pleno siglo XXI siguen cruzadas de conquista. Han ocupado nuestras vidas con inútiles menesteres, nos llenaron de miedo para preocuparnos en sus planes en lugar de seguir con la evolución de la consciencia, pero nos usurparon con su progreso tan artificial que está condenado, y lo peor es que todos pelean por ello generando el saqueo y la muerte, trayendo el infierno a éste paraíso llamado PACHA-MAMA.  Aunque estoy solo no soy el único que vive sin bancos ni pretensiones, somos pocos (por ahora) pero los suficientes para mantener sitio en la guerra declarada contra la voluntad humana. Me cansé de ver niños muertos, hogares en ruinas o miles de desplazados marchando como nómadas sin recursos; aturdido por el shock de las bombas y las palabras de odio e ignorancia me relego al abandono y al destierro de la sociedad. Nadie lo ha percatado pero cada vez que estoy entre mortales gozo de la naturaleza pero lucho contra la sociedad, prefiero caminar a subir a un bus atestado, esperar a que no sea hora pico y moverme entre muertos que se mueven, comer dos veces al día pues hay quien a veces ni una al día por el desprecio de una economía xenofóbica, al desprecio que el dinero ha llevado a todo aquel que hace lo que sea por unos billetes. Ni que decir de todos los suicidas que perdieron la lucha contra sus propios demonios, los que ganaron un adelanto en la vida pero perdieron la oportunidad de levantar el alma, luchar contra esas instituciones de malas personas que pretenden ser buenas y filantrópicas, pero son esclavistas y asesinos. Sé vivir en las sombras sin perder la luz de mi alma, sin desconectarme de ese espíritu que se manifiesta como luz y sombra, la dualidad de un amor en armonía correspondiente. Si pudiera regalarles mi energía a esos niños y personas masacradas, con gusto lo haría, es por eso que doy mi vida por la de mis seres queridos. Dolor amalgamado por el coraje de ser un sobreviviente, de ser otra clase de esclavo y vivir una vida entre el abismo y la pared, de haber muerto para descubrir la eternidad del espíritu, lo mismo que espero su Dios les brinde para soportar la horrible belleza de lo justo, pues aunque la sociedad se venga a pique es una exitosa empresa que se adueñó del planeta que acaban en un exagerado consumo.

domingo, 3 de agosto de 2014

PREOCÚPATE Y OCÚPATE DE TU ESPÍRITU


Te preocupas por Palestina, Ucrania, Corea del norte, Haití, Somalia… pero sigues consumiendo animales muertos; tributando impuestos; pagando créditos; cobrando la nómina de tu esclavitud; consumiendo fútbol, mujeres, políticos, basura… La gente muere y nada se puede hacer, es la ley de la vida, pero no por eso (por la ley del hombre) seguiré la filosofía del materialismo y la mala sociedad que nos han dejado los ancestros de quienes hoy en día se denominan sangre real, y no son más que demonios disfrazados de humanos, son ellos quienes asesinan impunemente con sus condiciones y beneficios, los mismos que tienen en la ruina a quienes no compartimos su pobre espiritualidad fundamentada en lo físico. La guerra es producto de otra que llevamos en lo invisible de nuestro ser, aquello que llamamos espíritu pero que nadie conoce ni ha visto, sin embargo, ha sido lo que nos ha mantenido en medio de la muerte, enfermedad y dolor, la misma que nos ha mostrado el milagro del amor y la fuerza que nos brinda. Entonces divididos en dos opuestas energías nos debatimos en una lucha sin sentido, caen bombas sobre familias mientras otros sentados cómodamente observan tal destrucción, celebran el homicidio de infantes y se vanaglorian de sus logros sociales. ¿Acaso los líderes tienen derecho de armar batallas en nombre de la justicia y el orden? No lo creo pues si son líderes es porque piensan y saben mandar, pero vemos que son ingenuos o corruptos cuando abren fuego contra los mismos que dicen proteger, cuando benefician a los ricos y poderosos. Se han especializado en los milagros a la inversa, lo que significa que en lugar de lograr cosas maravillosas para el espíritu prefieren hacer lo imposible en pos de lo material y lo físico, no más hay que ver lo que la sociedad es: un experimento cósmico en manos de los peores. Y es así como el Dios con el cual me intentan dominar se desenmascara como el gran arquitecto del mundo y no es más que un ser caído en desgracia, el mismo que renegó de la energía del amor y la usurpó con su ignorante miedo. En esta hora me levanto en armas contra todos ellos, armas como mi ser (ego), pensamiento (inteligencia) y ESPÍRITU que es el que siento más que el hambre o el sufrimiento, así empuño la fe para blandirla contra esos seres que siendo hermanos están corrompidos por el dinero y el cuerpo. No es diferente un niño hecho pedazos por una bomba israelí a los crímenes paramilitares o guerrilleros, y eso sin contar a los narcos y traficantes de armas que hacen más ricos a los bancos y más felices a los infelices que acaban con el planeta y la vida, son ellos quienes deben desaparecer de la faz de la pacha tan deplorada por la industria y la tecnología. Evolución es el nombre que le damos al desarrollo humano pero el hombre no ha salido de su ignorancia cósmica, le llaman progreso a todo su empeño por acabar con todo lo que represente amor y tranquilidad, han declarado la guerra a lo que llevamos por dentro y no conocemos, han enviado todas las legiones de demonios para que nos corrompan con sexo, drogas y religión, porque así podemos ver al capitalismo consumista que cambió al ser humano por la naturaleza humana. Inútilmente escribo para mí, sé que aunque publique serán muy pocos lo que lean, y nadie quien me crea, que me siga o me patrocine, se sentirán aludidos como esclavos que son, impotentes como mortales y desalmados como los traicioneros que olvidaron el Dios que habita en su interior, el mismo que nos ha hecho eternos hijos de su amor. Aquel que lucifer se apropió para ser idolatrado desde la misma vida, y si no, miren la franja de Gaza, piensen en la frontera de México y EUA, en los pueblos más alejados de Colombia donde el estado existe para explotar y expropiar, en los niños asiáticos que viven entre la basura de niños ricos, el hambre de muchos y la complacencia y confort de todos los que día a día luchan contra el tráfico, la indiferencia y la impotencia de ser simples ciudadanos.
 

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA