viernes, 12 de agosto de 2016

CITA DE AMOR CON LA NADA

Cuando somos humanos somos mortales y necesitados, todo lo contrario cuando brillamos en toda la plenitud de nuestro ser y lo imposible se convierte en milagros, pero nos debatimos entre el banal sacrificio de la esclavitud o la libertad de servir a lo trascendental. Pienso mientras espero la sorpresa del día, ese arcano que se descubre cuando los actos revelan aquello oculto en las ideas, esa energía de la que todos sienten pero que nadie puede explicar o probar. Sentarme en la silla de un parque no es lo mío, pero aquí estoy viendo pasar a la gente en su afán, la prisa y la fe en lo transitorio los lleva y los trae en el devenir mientras los otros vemos el destino que negamos o aceptamos, según sea la ocasión debemos o podemos o las dos juntas en los casos más raros y excepcionales. De camino vi una habitante de la calle haciendo pis tras una mata mientras que la que la cuidaba se daba un pipazo, pensé en lo decadente de la humanidad pero cambié la palabra por sociedad que le queda mejor, los humanos tienen consciencia que de no ser por los requisitos o parámetros de la sociedad no sería corrupta, mucho menos perversa ni materialista. Desde que estoy aquí sentado he podido hacer un balance de lo que la gente consume, y no vale ni la pena el mercado de avaricia y desperdicio que no difiere del sistema digestivo del ser humano, es tan bello lo que entra pero asqueroso lo que sale. Me pone de mal humor estar entre la multitud cuando no puedo ser como un fantasma, y por eso es que los policías tienen que registrarme como si fuera un delincuente cuando los criminales son presidentes, papas y demás personas respetables que se han ganado el honor a sangre y miedo. También me impacienta que cuando soy cumplido los demás no lo son, o que cuando la vida me pone obstáculos me levanto si no los puedo sortear, o que abro puertas en las más sólidas murallas. En el bus venía una chica hablando y otra chateando en sus celulares, tampoco pude evitar el disparo de las imágenes porno o la parte de radionovela que escuchaba medio público, presumen sus vergüenzas o traumas y se apenan por sus deseos o fantasías. Mi cita no ha de llamar ni creo que venga, me ha dejado a merced del infierno que los hombres han hecho de éste paraíso de planeta, y soy testigo de ello no sólo cuando tiran basura al suelo sino también cuando votan por algún desalmado, ni qué decir cuando tributan a iglesias y otros impuestos. Tomo apuntes ante la indiferencia de quienes se inmortalizan en este escrito, no tienen idea del lenguaje corporal con el que hablan mucho menos consciencia de su razón de venir al mundo, o los méritos al salir de él. Veo pasar a los que evaden sus egos en la música  o sólo son egoístas y no ponen atención  a lo que la vida les está diciendo, esa sinfonía de ruidos y colores o vibración de luz y sonido. El cielo esconde estrellas que de noche revelan secretos a los lunáticos soñadores, sendero para peregrinos cósmicos y guerreros del amor que luchan contra el miedo y la ignorancia, somos enemigos de la oscuridad  y el mal en general. No le mostraré a mi amiga lo que he escrito, mucho menos sabrá de lo que se ha perdido porque los humanos sólo dan una que otra oportunidad, la vida es ilimitada e infinita energía llamada amor que se comparte con quien no lo busca en el placer o la fortuna. Terminaré de escribir y se le acabó el plazo de llegar y por consiguiente, no podrá evitar que me decepcione su humanidad cuando amo su espíritu, y es que ella misma lo niega cuando no puede conseguir lo que necesita, trabaja por ello a pesar de que es vano e ilusorio. Lo eterno se aplica al tiempo pero pertenece a la mente, es allí donde se crean las ideas que el corazón siente y se manifiesta lo imposible; es lo que aprendí en libros y películas a los que retornaré como fieles amigas, que mi cita me busque porque no me ha de encontrar.

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA