lunes, 2 de enero de 2017

DE VAGO

  El trabajo es difícil y sobre todo mal remunerado, por lo que quienes en verdad sirven a su labor no encuentran la complicación, así es como los corruptos y codiciosos son los ricos y los poderosos, sin importar la profesión todos a la final trabajan para el capital sistema. la revolución no se da en la manos de armamentista y mucho menos en las ideas mediocres de políticos o religiosos, empieza en las conciencias ya sea desde el corazón o la mente pero su fin es lo colectivo, de nada sirve el lujo si se soporta en la esclavitud y la ignorancia ¡Para qué la buena vida si se basa en muerte y enfermedad! El ser humano va más allá de la mecánica biología, viene de la luz y hacia ella se dirige, no obstante, quienes se atribuyen el poder y la gloria lo saben y lo ocultan, dependen de ello y no entregarán lo que hábilmente nos arrebataron: La consciencia. Es una pena verla perdida con el espectáculo que no hacen nada contra sus podridos gobernantes, y el comercio se lucra asesinando el espíritu humano que deja la imaginación a la responsabilidad democrática. Nada hay en la ley humana que se parezca a la justicia divina, el tiempo y el espacio no tiene fronteras para el alma inquieta que se pregunta sin obedecer ciegamente, el aventurero que sin dejar de sembrar su tierra desafía dragones y vence a los demonios que podrían atormentarlo. Sabio el que conserva su esencia sin dejar de adaptarse, el que integra la luz a su sombra y descubre misterios, la que sin prejuicios da a luz por amor propio sin importar nada más que la vida misma. La energía no se construye ni se destruye, simplemente se transforma, pero no es renovable tanta energía invertida en banal esfuerzo del ego y el cuerpo, así la mente y el corazón queda a merced de inmisericordes empresarios y corporaciones, psicópatas que se parecen más a demonios que honorables hombres y mujeres, cascarones de seres con sangre fría y de oscura alma vendida a lucifer. Lo de verdad imposible es vivir en un mundo donde la conveniencia se sobre pone a la decencia, y es mejor ser listo que honesto pues los valores bajan o suben en la bolsa, las familias se separan abismalmente por las condiciones que impone la moda, por no decir que se aprovechan de las pasiones humanas que caen a lo profundo. Y es que de la naturaleza dual de la humanidad es la sombra que predomina, ¡¿Qué sabe el cuerpo y el ego de lo trascendental y espiritual cuando es vano y menesteroso?! Un filósofo exclamó “Ten cuidado al exorcizar tus demonios, no vaya y sea que saques lo mejor de ti” Y soy tan carnal porque sé que ni esencia es inmortal, si aquella sabiduría atrapada en la impotencia de la confusión no fuera la herencia de un padre o madre que por amor hace milagros, estaría inmerso en la tenebrosa luz que dice iluminar a la humanidad cuando la está secuestrando. Nada cuesta, lo costoso ha sido mantener la fe cuando la patria y la iglesia acabaron con millones para establecerse, y no hay diferencia entre libertadores, conquistadores, revolucionarios, saqueadores, asesinos, ladrones y demás criminales al servicio de la oligarquía o el demonio. Somos humanos pero no por eso somos malos, lo malo de nosotros como humanidad es la sociedad que nos ata, esa rutina y costumbre que nos impide creer y nos impone obedecer. El arte es lo más cercano a la magia para el ignaro y pobre que abre su ojo, corazón y mente, expresión de quien convencido o envilecido sobre sale sobre todos que si no se compra se sacrifica, se le explota a tal punto que defiende aquello que lo tiraniza con miedo y respeto. Nada hay en el mundo que justifique el horror y la tortura de ocho horas lucrando a otra persona, haciendo dinero para corporaciones e instituciones al servicio de las oligarquías y su poder. La democracia es una pirámide donde la cúspide del ojo que todo lo ve es exclusiva para aristócratas y sus socios, desde allí se halan los hilos de la alta suciedad y todos los siguen como borregos que el pastor lleva al patíbulo. Los animales no trabajan y aun así viven y comen, además la naturaleza se viste de colores como los del aura, pero el ser humano es ser más que cagar y dormir, pues los sueños y fantasías es lo que libera la fantasía cuando no la esclaviza.

sábado, 31 de diciembre de 2016

UN DULCE AMARGADO



Ser una persona con un semblante amargado y adusto no me hace malo, pues más allá del mal y del bien las cosas en la vida tienen un propósito, sea positivo o negativo, ambas corrientes son el eje con el que la rueda del destino gira y gira. Tras mi indiferente sentimiento con lo social está la atención que presto a lo sublime y trascendental, desprecio lo mortal cuando lo humano está en ser divino, pero nada que hacer con el esclavo convencido de un sistema que lo manipula por no decir que lo utiliza en todo sentido. Suelo sonar despreciable incluyendo el léxico vulgar con el que se expresa in inconformismo, esa crítica taladrante de mentes y sentimientos atados a la cadena de los mercados, el mismo que distraído y entretenido con fútbol no se da cuenta de la guerra que se cierne sobre las almas humanas. Gracias a la sombra he descubierto mi luz, me ha revelado los misterios que yacen en lo desconocido, e incluso en ha enseñado a protegerme de la oscuridad ajena, mi soledad compañera que en la sinfonía del silencio me educa. Todo el universo habita en cada partícula que compone células y demás estructuras orgánicas e inorgánicas, todo yace en el corazón como herencia de esa energía de amor llamada dios, nada hay fuera que no exista dentro ni vida que no sea por la muerte. Escribo esto pensando en mi fantasmal público, anónimo entre miserables me reconozco como especialmente afortunado de pensar, sentir y vivir como lo hago, en la austeridad dedicado a servir, una consciencia individual (Por lo que algunos me dicen egoísta o mezquino) entre una conciencia colectiva usurpada por élites y aliens. He visto cosas increíbles, conocido personas fantásticas, paisajes maravillosos con cósmicas vistas de colores sicodélicos, las óperas venidas de estrellas e interpretadas por la vida misma. Inútil es el dinero y el poder en este mundo, son superados por mucho por aquellos que vivieron bajo la ley de la vida antes que la de los mortales humanos, la consciencia es la ley del universo que pone a los seres en un altar o los deroga a revolcarse en el fondo del pozo más profundo. El conocimiento de nada sirve si no se aplica en razón del bien común, corporaciones educativas, financieras, judiciales, legislativas y demás asociaciones corrompidas y doble moralistas, son las culpables de la ignorancia que tanto aqueja al mundo. Los pobres no tienen más opción que la servidumbre, ser víctimas de ricos que impunemente se salen con la suya, bien dicho que la justicia es para el de ruana (el pobre), y es una maldita lástima ver que su límite es su status quo de ñeros. Alienado me quejo no sin dar algo de esperanza, pues de no ser por la fe de mi espíritu no estaría aquí tecleando disparates, dejando a mi mente divagante guiar mis dedos en pos de algo diferente a la basura que escucho en la radio o la tv, aunque no niego que de vez en cuando sigue funcionando como fuente de información. Los días no pasan en vano ni cuando se tira todo por la borda, como Rafael Uribe que mereciendo la peor de las condenas vivirá tranquilamente en una casa fiscal (Cárcel de ricos), pero cuando deje su cuerpo verá la verdad y enfrentará sus actos como una tortura.  Sus vidas de novela en poco se comparan con mi vida de película, rutina de misterios descifrados intuitivamente y probados en las más insólitas circunstancias, y ni decir que entre dios y el diablo pues somos el epítome de la dual dicotomía universal. Ni mis vicios me hacen mortales, son mi punto débil pero no mi ruina, y me cuido de mis demonios como de los ajenos, lo malo de muchos es que son orgullosos y vanidosos que no admiten su codicia y lujuria, tan complacientes en su comodidad que el miedo los atrapa en sus ilusiones y deseos. Sólo pido algo qué fumar fuera de lo básico de todo mortal, de resto sé que mi espíritu me ha mantenido y lo seguirá haciendo, que al dejarlo libre me afecta tanto como me premia, tan rancio para despreciar con brutal odio y tan sensible para ponerme en zapatos de otra horma; ser tranquilo ha sido mi ruina en un mundo tan agitado, pero para gloria de mi alma ha sido la paciencia una virtud que no he perdido aunque fuera agredida por la rutina ajena. 

lunes, 31 de octubre de 2016

¿DÓNDE ESTARÁS?



Debo dejar constancia escrita de lo increíble y misterioso que es el mundo en la oscuridad y en lo invisible e imperceptible a los sentidos, no lo creía ya que soy un hombre razonable de ciencia, no muy creyente, aunque en el fondo la chispa de lo místico no murió. Eso me unía a Hanna, la amiga inseparable de la infancia y por supuesto la mejor acólita y compinche, íntimos cómplices tanto de travesuras como de milagros, y por eso su amistad era más fuerte que muchos amores. Ella no es una mujer común, es una bruja en esencia, pero a la final es muy buena persona como todos, solo que cuando sale lo mejor de ella puede ser una maldita o un amor. Por un momento en la vida nos separamos, tuvimos que estudiar y en mi caso hacer una familia, ella se dedicó a investigar todo lo que la intrigaba y a vivir la vida con desenfreno. Nos volvimos a encontrar en una estación férrea y adelantamos nuestras vidas que se quedaron en la universidad y las correrías de la juventud, hoy es el futuro de aquellas promesas que se quedan en sueños y planes. Su disfraz revelaba que aún conservaba su sensual figura, mientras que yo por mi lado había engordado por no decir que casi castrado, y que una enfermera del infierno me salude frente a mi familia parece una mala broma de una película para adultos, o el inicio de un drama que por poco ha de terminar en tragedia. Nos vimos luego y hablamos mientras bebíamos un café o caminábamos por ahí, me contaba de cosas que siempre me rehusé creer, me daba miedo, pero también me intrigaba, me tentaba con sus gestos y me condenaba con sus propuestas. ¡No es casual que el mes del amor es antes del mes de las brujas! primero el engaño de los placeres y luego la pena de las consecuencias, y así pasamos del sexo al horror. Me miró, escudriñando cada grieta de mis defectos, explorando si todavía era en esencia aquel que conocía o si las situaciones me habían acondicionado hasta el alma. ¡Y es por eso que sigue navidad como compensación! Pues me parece una mezcla de las dos primeras. Y la sonrisa que tanto me gusta de ella asomó, ese lado prístino e infantil que no sucumbe ante el peor de los males o la más inmensa culpa. Al parecer el rol de padre te ha afectado, yo era la odiosa con las festividades, ahora celebro los ritos fuera del comercio que suelen ser, hay más de lo que sabe el hombre más sabio del mundo. Sacó algo de su bolso, era una vieja carta del tarot egipcio, tenía unos diagramas y otros apuntes, decía que había encontrado un portal y que de pronto una larva se le colgó. Contaba que no se habla de los desaparecidos porque al igual que muchos muertos: son alimento de dioses y otros carniceros. Me confesó que me buscó como última alternativa, pero que al verme con la familia no quiso entrometerse, pero el que la quisiera ver era síntoma de que aquel febril y párvulo amor no había muerto. Muchos pensarían que buscábamos motel, pero lo que no imaginan es lo que sucede en esos lugares, pues más que sexo y drogas es lo corrupto lo que sucede en la intimidad. Me advirtió que podría ser nuestra última vez juntos, que si quería era la oportunidad de finiquitar sus asuntos, y eso que la vida no da segundas oportunidades, y bien si lo sabe mi esposa que puede que sea fiel pero que ganas no le sobran. Primero las damas, por eso ella pintó un pentagrama y puso unas cosas dentro de un cuenco, no bebió, pero si tomó y escupió el menjurje hacia el pináculo, y luego de unos rezos e invocaciones se apagó la luz. Nada fuera de lo normal pasó, pero si sentí que algo bueno no era lo que acababa de hacer, por el contrario, era un ambiente muy denso el que cubrió el lugar. Pasó algo de tiempo, la habitación recobró aquello que perdió cuando Hanna se dio a la tarea, ya no había sentimiento y la única idea que quedaba era culminar como los mortales. Pasó una semana y el terror de ser sorprendido era la paranoia, nada sabía de mi amiga y ni modo de investigar, me había quedado con su carta, o tal vez ella me la dejo en herencia, lo cierto es que es la única pista de lo sucedido con ella. 

sábado, 1 de octubre de 2016

LA FUENTE DE LA IGNORANCIA

En el origen, las consciencias no tienen principio ni tendrán final, tal concepto de lo infinito y eterno se escapa a quien atrapado en un cuerpo ha olvidado que es inmortal; mejor definir y limitar cada cosa que integrarla en el todo. La humanidad antes de ser física era una idea universal de hacer lo que cada uno no pudo, ser íntegro, pero en algún punto de la historia el ser humano intervenido por una auto proclamada deidad, bajó de las más elevadas frecuencias del amor para debatirse en el miedo y el hábito. El cerebro humano del 100% de su capacidad no usa ni el 1 ¿Cómo es posible alcanzar tal nivel y precipitarse al oscuro abismo? En aquel tiempo en que la consciencia era la moneda del universo, ha sido la representación e identidad individual de una parte del todo, eso que llaman Dios y que no es más que la red energética del cosmos. Los que llegaron a tal nivel se les consideran casi que dioses, como buda, cristo, mahoma y otros que se convirtieron en ídolos más que en ejemplos, figurillas e imágenes. Quienes comprenden más allá del tiempo y el espacio imaginan y creen, contrario a quienes mecánicamente viven en el artificio de la sociedad, los que como borregos fieles a la patria lamen la mano del que los sacrifica. La historia está escrita por los ganadores, y no siempre son los justos o los honestos los que triunfan, como lo prueban aquellos que viven del interés y los impuestos, codiciosos mercenarios de las bajas pasiones humanas. Son ellos la razón de tanto mal en el mundo, los que imperan lujos haciendo miserables a los pobres desafortunados, quienes al margen de la sociedad la mantienen y fortalecen sin tener más que el desprecio de sus gobernantes. Hubo un tiempo en que la humanidad era consciente de sí misma, actuaba como un solo organismo en pos de sus necesidades espirituales, lo que hizo al cerebro desarrollar capacidades fantásticas. La intuición es poco para otras habilidades como la visión del aura o el desprendimiento astral, por no decir la capacidad de acceder al registro akashico o hacer que la materia se transforme, somos un reactor energético que alimentamos tanto demonios como ángeles. La lucha entre las dos fuerzas es una ilusión, no hay tal guerra celestial más que la propia de la dualidad, contradicción que hace de la vida una rueda del destino que gira para uno u otro lado, el devenir que tanto hace sufrir a todos, pero si resuelves la paradoja de seguro estarás tranquilo en medio de la tormenta, podrás elevarte sin despegar un pie de la tierra. Todos vamos ligados en una existencia obligada, pero el deber y el servicio depende del lado que tributas, podrías estar sirviendo al diablo disfrazado de ángel o a ese poder y esencia que se manifiesta tras los males y enfermedades. La muerte es otra de las ilusiones, la parca maestra acompaña a los que en soledad se cuestionan sobre todo, los que embriagados de reflexiones viven la vida de sueños que a otros se les escapa. La sombra oculta los misterios y secretos que la sabiduría resguarda como tesoro del alma, allí es donde relucen brillantes espíritus que se encuentran a sí mismos perdidos en los zapatos ajenos. Era aburrido estar en la plenitud del gozo, haber nacido para ser un esclavo de necesidades y deseos es mejor que ser responsable, por ello se llegó a la decisión de caer al pozo de la sociedad y el negocio. Atrás quedaron los eones de sabiduría ancestral, viejos fantasmas que son ejemplo de trascendencia, energía pura del amor o el miedo, nosotros mismos en una consciencia colectiva que creó el universo y lo seguirá haciendo por siempre. La fuente de la ignorancia es la experiencia de la vida, el que lo sabe vive incluso en la muerte, reina sobre los planos sirviendo en comunidad, por ello tuvimos que tomar de sus aguas y olvidar que somos dioses para vivir como esclavos de nuestras pasiones y necesidades. 

viernes, 12 de agosto de 2016

CITA DE AMOR CON LA NADA

Cuando somos humanos somos mortales y necesitados, todo lo contrario cuando brillamos en toda la plenitud de nuestro ser y lo imposible se convierte en milagros, pero nos debatimos entre el banal sacrificio de la esclavitud o la libertad de servir a lo trascendental. Pienso mientras espero la sorpresa del día, ese arcano que se descubre cuando los actos revelan aquello oculto en las ideas, esa energía de la que todos sienten pero que nadie puede explicar o probar. Sentarme en la silla de un parque no es lo mío, pero aquí estoy viendo pasar a la gente en su afán, la prisa y la fe en lo transitorio los lleva y los trae en el devenir mientras los otros vemos el destino que negamos o aceptamos, según sea la ocasión debemos o podemos o las dos juntas en los casos más raros y excepcionales. De camino vi una habitante de la calle haciendo pis tras una mata mientras que la que la cuidaba se daba un pipazo, pensé en lo decadente de la humanidad pero cambié la palabra por sociedad que le queda mejor, los humanos tienen consciencia que de no ser por los requisitos o parámetros de la sociedad no sería corrupta, mucho menos perversa ni materialista. Desde que estoy aquí sentado he podido hacer un balance de lo que la gente consume, y no vale ni la pena el mercado de avaricia y desperdicio que no difiere del sistema digestivo del ser humano, es tan bello lo que entra pero asqueroso lo que sale. Me pone de mal humor estar entre la multitud cuando no puedo ser como un fantasma, y por eso es que los policías tienen que registrarme como si fuera un delincuente cuando los criminales son presidentes, papas y demás personas respetables que se han ganado el honor a sangre y miedo. También me impacienta que cuando soy cumplido los demás no lo son, o que cuando la vida me pone obstáculos me levanto si no los puedo sortear, o que abro puertas en las más sólidas murallas. En el bus venía una chica hablando y otra chateando en sus celulares, tampoco pude evitar el disparo de las imágenes porno o la parte de radionovela que escuchaba medio público, presumen sus vergüenzas o traumas y se apenan por sus deseos o fantasías. Mi cita no ha de llamar ni creo que venga, me ha dejado a merced del infierno que los hombres han hecho de éste paraíso de planeta, y soy testigo de ello no sólo cuando tiran basura al suelo sino también cuando votan por algún desalmado, ni qué decir cuando tributan a iglesias y otros impuestos. Tomo apuntes ante la indiferencia de quienes se inmortalizan en este escrito, no tienen idea del lenguaje corporal con el que hablan mucho menos consciencia de su razón de venir al mundo, o los méritos al salir de él. Veo pasar a los que evaden sus egos en la música  o sólo son egoístas y no ponen atención  a lo que la vida les está diciendo, esa sinfonía de ruidos y colores o vibración de luz y sonido. El cielo esconde estrellas que de noche revelan secretos a los lunáticos soñadores, sendero para peregrinos cósmicos y guerreros del amor que luchan contra el miedo y la ignorancia, somos enemigos de la oscuridad  y el mal en general. No le mostraré a mi amiga lo que he escrito, mucho menos sabrá de lo que se ha perdido porque los humanos sólo dan una que otra oportunidad, la vida es ilimitada e infinita energía llamada amor que se comparte con quien no lo busca en el placer o la fortuna. Terminaré de escribir y se le acabó el plazo de llegar y por consiguiente, no podrá evitar que me decepcione su humanidad cuando amo su espíritu, y es que ella misma lo niega cuando no puede conseguir lo que necesita, trabaja por ello a pesar de que es vano e ilusorio. Lo eterno se aplica al tiempo pero pertenece a la mente, es allí donde se crean las ideas que el corazón siente y se manifiesta lo imposible; es lo que aprendí en libros y películas a los que retornaré como fieles amigas, que mi cita me busque porque no me ha de encontrar.

domingo, 26 de junio de 2016

EN LA RUTA DEL COMUNERO

Pensaba en trivialidades mientras venía en el transporte público, hasta que vi a un señor darse de cabezazos contra un árbol y luego con cada una de sus mejillas se frotaba ¿Pero qué? Y de una pensé en alguna clase de rito, justo cuando pasaba por el hospital donde trascendió mi mejor amigo, y lo recordé entre el extraño dolor y la acostumbrada presencia mirando hacia el otro lado del hospital. Se subieron tres enfermeras y comenzaron a hablar. ¿Viste al muerto? ¿Era bonito? Preguntaba una de ellas, otra contó lo que había visto cuando bajó a chismosear a la portería: una pelea ocasionada por hinchas del equipo local de santa fe, en la cual tuvieron que intervenir no sólo los porteros sino también empleados de la penitenciaría nacional ¡Cómo se tiraban cuchillo! Decía con un énfasis en la alarma ¡Y una en reanimación, pero ya el chico no tenía nada que hacer, lo apuñalaron en el corazón (¿Cómo suturar algo así? pensé) y el asesino estaba allí porque era uno de los mismos hinchas del equipo. Seguía la enfermera entre una que otra risa de chiste entre conocidos: La je le había prometido al hermanito menor que lo iba a dejar entrar para que viera al hermano, y cuando eso le decía: no te mueras hermanito; y no pude de la tristeza y lo sacamos de allí, al chico muerto lo llevamos a la plancha porque todos allí mirando. Yo pensaba pero no podía salir del rango de fuego de ellas que se sentaron justo al lado mío: Un policía grande, así como mi marido, cogió a uno de los que se habían metido y lo sacó de allí como a un muñeco ¿Y el que esposaron? Ese era el padrastro del chico, no sé si al asesino lo cogieron porque estaba allí entre ellos, pero seguro a ese lo pelan en venganza y eso era lo que estaba diciendo el otro hermano que estaba herido. Qué triste y que miedo, vallan y le den a uno una puñalada bien dada, el celador cuando me hizo a un lado me dijo que tranquila pero uno vaya a saber en una batalla así, y el hermano herido decía: ¡¿Padre porqué?! Mientras lo veía ahí tendido en la camilla. Lo que uno oye en el transporte público no tiene precio, como el día que chismoseando el chat en el teléfono de una chica vi fotos explícitas de un falo erecto, a lo que ella respondió: que rico, ya monte en eso. Y ni qué decir del común denominador de problemas de pareja, hospitalarios, siniestros y demás tragedias que asolan la cotidianidad, pues la rutina es tal que la mediocridad parece ser una norma popular, como la música y demás cosas que acompañan al fútbol y la cultura del ignorante. Todos los protagonistas de la historia están lejos de ser un cuento o un invento, no sé los nombre ni mucho menos sus vidas, lo que sí sé es que son parte de esa industria llamada sociedad y que no es más que una estafa, se mantiene al vulgo como esclavos y para colmo defienden ese sistema que se alimenta de ellos como un parásito, como un demonio que exige tributo a cambio de nada ya que milagros no hacen los sordos ni ciegos emblemas de la iglesia, mucho menos un gobierno que simplemente vive del interés. Fueron apenas unos diez minutos de saber que no había luz en el hospital, de escuchar a esas mujeres y sentir sus espíritus presos de la vida, llenos de miedo y prejuicio por no decir que insensibles pues el dolor es ajeno, el propio se lleva como un secreto o como una lápida. No pude evitar indignarme por el chisme más que noticia, todos tienen la culpa de un sistema corrupto y parásito que sólo sirve a los ricos y poderosos, que los pobres se acaben entre ellos que más dinero para los bancos y corporaciones o sociedades anónimas y otras de esas figuras demoniacas de la mafia legal. Farmacias, iglesias, estadios, estrados y demás lugares en que se apoya el sistema van en la sangre de los ingenuos que tributan y votan, los cómplices de la brutal situación social, los mediocres que usan teléfonos inteligentes porque ellos no lo son.

miércoles, 8 de junio de 2016

LA POLÍTICA ES LA INDUSTRIA DEL ESPÍRITU

Yo no exijo mis derechos porque los demás no cumplen su deber como seres humanos; prefieren ser víctimas y presas de depredadores investidos de hombres, y no son más que demonios llenos de codicia y orgullo sin un alma que vendieron por un poco de poder y riqueza. No quiero nada de los demás que no sea consciencia y espíritu, su sistema me parece infernal y estúpido cuando los ricos cada vez son más impunes y los pobres más impotentes. Morí cuando nací en una sociedad entregada a la materia y la ignorancia, desconocen que la energía del universo se manifiesta en la consciencia y se alimentan de muerte, porque eso es la industria y el negocio que tienen los que saben que la vida es una energía infinita e inmortal. No ven, no oyen, no dicen nada porque se han comprado con promesas y privilegios, así dicen ser reyes, papas, presidentes y demás investiduras y títulos con que se llamen los estafadores del mundo, porque los gobiernos son el control de los pocos ricos sobre la total población del mundo. Hacinados en ciudades olvidaron que son parte de la naturaleza que contaminan con basura y desperdicios, así de importante es el lobby del que se conoce pero con el que nadie se mete, pues son la mafia más poderosa del planeta y si no: miren el monopolio de las multinacionales empezando por el FMI y su reserva federal, La ONU, OMS, OIT y todas esas organizaciones donde no se sabe qué pasa. Y es que el negocio es tal que llevan años drenando la sangre y el espíritu al pueblo, por más que se levanten seguirán siendo lacayos de una colmena que se traga la humanidad, ha convertido al ser humano en mano de obra y sirviente de un sistema fundado en las oscuras entrañas de la sociedad y el lucro. Soy ajeno al mundo en que habito pero no indiferente, siento el dolor ajeno que es placentero a los demonios dueños de la sociedad, los mismos que quieren al mundo como su res a sacrificar, si no les basta su infierno de seguro colonizarán más mundos. Tengo vida y eso me basta y me sobra, quien por miedo no vence sus traumas de seguro tendrá que sufrir hasta que aprenda la lección, y la vida me sobra cuando no es menester nada más que ser, la vida es energía manifestada en movimiento, pero despertar no es abrir los ojos sino la mente para que perciba lo invisible y esencial. No me extraña el caos que se vive, es resultado de los maquiavélicos planes de socios y hermanos que venden a sus hermanos y de paso todo lo que puedan, es la mejor manera de justificar su mal, haciendo pasar sus ideales por buenos cuando son una mentira del mismo mal que asola a la humanidad, y eso es la ignorancia. Tienen que elegir entre la izquierda o la derecha cuando las dos hacen parte del mismo cuerpo, y todo lo dividen para generar la pugna (Problema – reacción – solución) entre los convencidos de que así son las cosas cuando en realidad pueden ser mejor, sólo es quitar de la cabeza ese sombrero viejo, acabar con los parásitos de la humanidad y empezar de una vez a hacer del mundo algo más integro y ético. No somos estúpida biología para ser esclavos de un gobierno corrupto y por lo tanto inútil, ya no más diezmos ni intereses que lucran a unos pocos, es hora de hacer del conocimiento la fuente salarial del humano. Somos seres vivos que piensan y sienten, pero lucen como borregos cuando abordan sus buses a la condena, y los veo tristemente sabiendo de lo que son capaces, pero andan enfermos y necesitados aunque vistan de seda, se ven alegres por un rato y luego la misma pena los absorbe en la soledad y silencio. Me levanto en mi cripta y veo que no vale la pena luchar por una patria o dios, el planeta ya está luchando por sí mismo y no haré nada si intenta sacudirse un poco de la rasquiña humana, por el momento soy un hombre pero tan pronto deje el envase volveré al lugar en que el espíritu no es industria. 

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA