jueves, 16 de noviembre de 2017

PLACA 173243

Si no me dio la cara para una foto mucho menos me va a dar su nombre, mejor así, lo tomo personal no sólo contra el policía y su compañero, sino con toda una institución a la que por fortuna o desgracia pertenecí. Exceptuando la humanidad de los honestos y buenos policías que conozco y he encontrado, me referiré a este agente como un patán y abusador, alguien sin escrúpulos ni ética. Lección aprendida, si vas de afán y la policía te retiene de seguro el diablo te está poniendo a prueba. Hecho: en una requisa el policía en cuestión me retuvo un momento y más que requisarme me borró las fotos y los videos de mi celular, y quién sabe qué más le hizo al teléfono si a mí me trató de criminal y delincuente cuando el que actúo como tal fue él. Menos mal no es personal porque pobre humanidad de ese sujeto, tengo su imagen de robot uniformado al que me tropecé en un mal día, mejor dicho, en un día medio soleado y medio lluvioso (Literal-mente). Me enferma la gente así, odio a todos: unos por malos y otros por no sentir hacía ellos el odio que provoca a las almas virtuosas. Sé que hay buenos policías, pero éste no es uno de ellos, es de los miserables que hacen quedar mal a los demás “Lo voy a mandar a la UPJ”, me amenaza como si eso funcionara, tiemblo es de la ira y la impotencia de decirle en la cara la clase de persona que es, pero aquí le digo que es un desalmado al que no le basta su autoridad para arruinar el día de los demás en lugar de estar haciendo algo productivo. El mediocre intendente piensa que porque se pone su chaqueta no lo voy a reconocer, no importa su nombre cuando es parte de una institución a la que le pondré mi queja, a la que iré a donde mis amigos ejecutivos a preguntar ¿Cómo asciende alguien así cuando los buenos policías esperan un ascenso por muchos años? El daño no es físico, es existencial, al esquirol ese en este momento le ha de importar un soberano rábano las repercusiones de su proceder, y que tuve la desgracia de encontrarme para que cual pirata o villano me perjudicara. Lo peor es que si pueden golpear a mujeres y niños por cumplir su labor ¿Qué voy a esperar yo de quejarme de ese gendarme que se cree general? Es en mi terreno que su espíritu entiende el oprobio de sus actos ya que con él pago el oprobio de los míos, no quiero deudas y mucho menos cuando el comercio es el trato de los mortales, y creo que el cretino esperaba que le diera un motivo para enviarme a la UPJ, y como no se lo di prefirió joderme como lo hace un ñero o un delincuente imponiendo su “astucia”. No es una excusa, pero he allí un motivo más para despreciar el sistema, para lucharlo con esos lacayos que no hacen más que gestar éste odio, esclavos que lamen la mano de quien les patea el culo. Pobre espíritu de ese mortal (si es que le queda algo de luz en su corazón, creyendo que lo tiene porque no parece), va por las sombras de un déspota que no escatima en arruinar la vida que dice proteger, se sirve a sí mismo de un uniforme al que respeto cuando lo porta alguien consciente. El intendente ese me tiene ofendido por su mal actuar, y eso refuerza mi mal carácter contra los viles borregos del sistema que me asolan, que me provocan náuseas y sobre todo unas infinitas ganas de hacerles sentir el sufrimiento que causan. Verá lo chichipato que soy, y no es menester que me lea, ni siquiera merecía conocerme en persona, pero ya entrado en situaciones como la que intento descargarme en esta publicación, no escatimo en denunciar su iniquidad que refleja ignorancia e impotencia, por eso tenía que sentirse mejor haciéndome el daño. De las dos caras de la policía hoy me tocó el careculiambro, el indigno que mancha la placa no con sangre, con el puro odio de un servidor público que se sirve a sí mismo, a uno corrupto en su alma y sabrá Dios dónde más, que me libre de estos tiranos, aprendí mi lección: por más afanado que esté, toca perder el tiempo con el protocolo y que no les pueden pedir el teléfono sin una orden. Definitivamente: luchar contra el sistema acarrea sufrir su diabólico poder. 

jueves, 26 de octubre de 2017

¿POR QUÉ LO MATARON SI ERA TAN BUEN MUCHACHO?

No se imaginan el horror tras las celebraciones modernas, y sobre todo la próxima fecha del día de Halloween que contrasta y armoniza con la navidad, festivos de los cuales el mercado se ufana en los beneficios económicos o culturales. Lo pagano continúa en lo profano de la libertad religiosa de satanistas y luciferinos que pugnan el poder, es por eso que la corrupción y la perversión es la doble moral de nuestro sistema, que dice regir para todos y que todos saben que sólo benefician a las multinacionales y las instituciones de las élites. Y son ellos los que pueden hacer sacrificios a sus dioses, sea el búho Moloch o la madre Astarté o cualquiera que exija y demande adoración y fe extrema. Los cementerios entran en alerta ante el posible saqueo de las tumbas por lo que la policía tiene en ese día uno de los más difíciles, acompañado del día de la madre, navidad y año nuevo, por no mencionar partidos y otros eventos en que la gente exagera su felicidad. Dejé de alimentar esas creencias y costumbres, por el contrario, aprendí a sacar provecho de esos días especiales del año, y sé que el Samhain celta era un culto a la cosecha, que en la cultura azteca se le conmemora como la víspera del día de los muertos. Hace unos años unos druidas intentaron abrir un portal en una montaña cercana a la capital, pero el fracaso y la frustración los desanimó a tal punto que pensaron en métodos menos ortodoxos, sangre y otras violaciones fueron menester para que funcionaran sus ritos. Una luz irrumpió la oscura y gélida noche, el instantáneo fulgor los cegó y nadie vio lo que atravesó desde otro plano dimensional. Nadie notó el miasma ni vio la penetrante sombra que cruzó en un haz de luz la oquedad inter-dimensional, ni siquiera sintieron el miedo que profesa la blasfemia ni el horror tras la maldad pura. Para entonces yo era un joven en las mieles del amor, no me importaba lo misterioso y mucho menos creía en esas cosas, ahora fui testigo de la inmunda y repugnante energía del mal y la iniquidad. Estaba en una fiesta de Halloween, el mejor disfraz era de un sujeto que daba miedo con su expresión demoniaca, la más hermosa era una vampira que sólo vestía una capa sobre su traje de playa, y yo desencajaba con mi alquilado traje de pirata de cine. La chica con quien iba se encontró con una vieja amiga y se pusieron a hablar, yo fui en busca de algo para fumar y terminé metido en una bodega junto a los desadaptados, jugando video juegos y compartiendo las conspiraciones secretas. Oí sobre los súcubos que drenan la energía de aquel que violan en la trampa del amor, demonios que chupan las emociones humanas cual ambrosía, brujas y hechiceros que conocen lo oculto y lo usan a su antojo y beneficio. Mi pareja se fue con su amiga y yo quedé deambulando, caminaba por la ribera de un caño y vi a un hombre de chaqueta de cuero caminar paso a paso recitando algo, un grupo de jóvenes intentó detenerlo sin éxito, la energía a su alrededor daba miedo que el chico de pañal desistió molestarlo. Los que lo esperaban le increparon la actitud y lo emprendieron a golpes, le decían cobarde a cada coñazo, su fracaso le impediría entrar en la logia por lo que la paliza era lo de menos, tenía que retar al líder y vencerlo si quería rebatir su prueba. Pactaron un duelo a puño limpio, la sangre no sería límite hasta que uno de los dos renunciara o quedara fuera de combate. Los pugilistas tiraban y esquivaban puños mientras los gritos de excitación los alentaban, todo pasó tan rápido en la trifulca que el retador fue cogido a montonera, cuando todos se levantaron el chico estaba muerto, así que lo lanzaron al caño debajo de un puente y salieron como si nada. Yo vi todo, pero no voy a testificar contra los poderosos que desaparecieron las evidencias, y menos por alguien del común, cuando yo mismo soy una mezcla de miserable y abolengo. 

sábado, 30 de septiembre de 2017

ADIOS



Creo que pronto llegará mi fin, y no me refiero a la muerte sino a un cambio de ciclo demasiado drástico, a un giro de 360 grados que parecerá un cambio de bando o una traición, que verán la derrota en la rendición. Así como el placer termina en un orgasmo la vida ha de terminar con una sonrisa, y aunque la situación sea de lo más adversa lo mejor es irse con el mejor ánimo que dejar las penas nos arrastren a la condena. No mentiré, no soy una persona impoluta de pecado siendo el líder de una extraña congregación de artistas, por el contrario, siendo una secta selecta, la ley de la unidad que manejamos supera toda contrariedad, nos basamos en la sombra como lugar en que la luz se revela así se reconocen en las cegadoras luces. Los arcanos que he de llevarme a la tumba son el tesoro de una vida al servicio de lo supremo, de esa búsqueda mística que todos los profetas hallaron en la soledad y la amargura, poder oculto tras invisibles milagros que atribuyen a Dios cuando es su propio espíritu. Creer es poder, y depende del nivel de consciencia se puede de todo que tanto lo malo como lo bueno se manifiestan en una demente fluctuación, así que unas veces la “suerte” nos acompaña y en otras nos deja a merced de la ruina. Y si me ponen al atrio a dirigir un grupo de personas no me negaré de la misma manera que dejo fluir mis pasiones, unas veces carnales y por lo general el éxtasis de existir a pesar de estar en el infierno, pues levantarse luego de caer no es fácil, y menos si se cree que se ha perdido incluso cuando has muerto. De allí el arte de sobrevivir a peor enemigo de todos “Uno mismo”, de conquistar al otro enamorando en lugar de luchar y sin perjudicar, sólo compartiendo la vida en los límites propios de cada quien y las fantasías comunes, manifestando esa relación con lo cósmico desde la simplicidad mortal y lo banal. Dejo este testimonio y testamento de mi voluntad: no más negocio de la inconmensurable energía del ser humano y el planeta. No negaré que gané mucho en la explotación sexual de las pervertidas y sobre todo de sus clientes, un podrido mundo en el que conocí almas perdidas y otras en redención como yo, los dos extremos de la misma moneda con que se paga el karma, si se lava el cuerpo puede que quede limpio, pero limpiar el alma se requiere actos de contrición poco comunes en el comercio capitalista. Bien sé de eso ya que sigo siendo dueño de una empresa de entretenimiento adulto para financiar mi grupo cultural, allí en lugar de pedir dinero se ofrece lo que otros prometen y no cumplen, y mis discursos dependen de cómo sobrevivo a mi humanidad y revelo mi espiritualidad. Así me pusieron a la cabeza de un monstruo que no difiere del negocio anterior, la diferencia es que mejoramos la calidad de vida de todo aquel que se convence de que aquí despreciamos la sociedad que usurpó a la humanidad. La dignidad se pierde en el asesinato y la violación, así como la mentira y el capricho que tanto han martirizado inocentes víctimas de la iniquidad y perversidad, ya corrupto el corazón la mente lo sigue al abismo y el monstruo queda en libertad. Aprendí a lidiar con mis demonios, los ajenos no fueron rival y dejaron al descubierto hermosos espíritus atrapados en la mortalidad humana, tan necesitados de amor que no se evita la decepción ni la traición, y qué mejor sicólogo que la propia experiencia ni qué mejor terapia que compartirla. Iniciamos el grupo como un experimento y derivó en el menester de mucha gente, se extendió tan rápido que no me di cuenta en qué momento quedé al nivel del papa y los demás estafadores, por lo que renunciar es imperativo por no decir que la muerte es la única opción. El maestro me enseñó que quien ostente el poder que se haga rey, y aquel que se haga rey que renuncie, y eso voy a hacer como dueño de la compañía y representante de la congregación, las voy a vender y daré todo al joven que me convenza. Amo la muerte y no le temo, la he visto un par de veces, más de lo que muchos sobreviven y aprendí que el destino y el libre albedrío son los extremos de lo mismo, así me despido en caso de suicidio, la amenaza se cierne sobre mí. 

sábado, 19 de agosto de 2017

MORIR POR UN MISTERIO ES VIVIR POR SIEMPRE

La humanidad no es el problema, lo que sí lo es, es la pirámide social que mantiene lo peor del ser humano mientras lo mejor se hace imposible e inútil, pues no sirve ser honesto en un mundo muy aparente y superficial. No pretendiendo ser un sabio ni iluminado, siempre intento dilucidar todo en extremos opuestos que pueden ser conflicto o solución, el universo es dual e íntegro por lo que la guerra no es más que una excusa, un pretexto para dominar (o en economía lucrar) y controlar la inexorable fuerza de la destrucción. El panorama de la mina desde el aire deja ver la magnitud de la codicia y la ignorancia, como si fuera un pueblo del viejo oeste viven entre el lodo, y lo peor es que tienen tecnología que contrasta dos eras muy contrapuestas. En un televisor que suena a todo volumen, una novela entretiene y hace reír a los que la están viendo en esa especie de sala que no es más que un pequeño espacio junto a un pasillo. No son comunes los visitantes, todo porque el estado aquí no existe más que como una amenaza, el dueño del lugar no dice el secreto de su fortuna, la guaca que encontró le ha servido para ser el titiritero en la región, más que la ley él es Dios. Nunca habría pensado que el infierno fuera real, y sin embargo aquí estoy, amparado a merced de la ley del monte y de la misericordia o bondad de semejante ambiente, y quien lo diría, aún en el más deprimente lugar de la tierra se ve la esperanza y el amor, no todo es tan malo como parece, me dice una voz que intenta calmar el terror de estar en el lugar equivocado, como el día que el enemigo me envió a prisión por delatar sus planes y arruinar su negocio. Me vigilan completamente, ni las putas tienen privacidad cuando la guerra de volúmenes revuelve música con televisión, un caos que agrada a esta bandada de horadadores que se amontonan como ratas. Me quitaron mi cámara y me prohibieron usar mi teléfono incluso para jugar, debo pedir permiso y estar acompañado si lo deseo hacer, aún se cree que soy un espía del gobierno recaudando toda la información que pueda del campamento. Pagué mucho dinero para venir y no me iba a ir sin aquello a lo que vine, explorar la mina de los muiscas en busca de una joya en esmeralda, nadie la ha visto pero se menciona en algunos relatos de la conquista, y que se dice que el cacique la dejó en custodia de los elementales para resguardar su poder. En un sueño pude ver éste lugar y una entrada secreta en la parte más vieja y peligrosa de la mina, la regresión me indicó el camino y me mostró el hechizo que el hechicero hizo (yo mismo). Había viajado mucho antes de venir, llegué en el momento oportuno ya que la tregua entre bandas había menguado los homicidios y masacres, así que ahora era la oportunidad de intentar recuperar el secreto. Bajé como me indicó mi amigo que guiaba, no le mentí ni lo engañé, sólo le dije parte del asunto, que iríamos a explorar y que si estábamos de suerte nos encontraríamos alguna cerámica o algo así. La falta de oxígeno y el calor terminaron por persuadirnos de continuar, decidimos acampar y yo aprovecharía para un viaje astral y adelantarme a la misión. Sin cuerpo que limite, mi consciencia me traslado entre trampas mortales y me mostró un pequeño altar donde reposaba un cristalino cráneo de esmeralda, sus huecos ojos estaban fijos en un orbe que pendía de una cuerda acerada. El tiempo retrocedió y vi que el chamán (o sea yo) ponía aquel cráneo y manipulaba el dispositivo que bajaba una esfera de cristal multicolor que brillaba y vibraba magníficamente, un espectáculo de fantasía para el que no cree en lo superior e inverosímil. La visión se aceleró y me vi llegar con mi amigo, asombrados y un poco asustados, permanecimos contemplando la escena, de pronto mi amigo se abalanzó hacia la calavera. El orbe irradiaba una tenue luz que se condensó en las órbitas de la calavera, tan pronto los ojos se materializaron carbonizaron a mi amigo que los veía, me tiré de rostro al suelo y esperé mi fin. Cuando nada sucedió levanté de nuevo la mirada y todo estaba como lo encontramos, lo comprendí, aquel dios mira el mapa de nuestro universo esperando regresar, pero no ahora. 

martes, 11 de julio de 2017

                                          Imagen google

Por alguna razón me gusta verla en su uniforme con chaleco blindado y demás, es una pequeña guerrera con una voluntad inquebrantable, mujer al fin de cuentas, e incansable trabajadora a la que le gusta lo que hace. Cuando los del FBI hacen redadas uno quisiera irse con ellos con una cámara como arma, quizás manipulando un dron o en la retaguardia esperando a abrir fuego. Mi trabajo como reportero sí es trabajo porque me cuesta, a diferencia de la labor que ella no sólo disfruta, sino que es experta y más que profesional en su campo, por mi lado, ser independiente es una lucha entre la corporatividad y la institucionalidad. Lejos de lo real e importante como lo es la lucha contra el crimen, me he asociado a una red de comunicadores de lo extraño y lo fantástico de la vida cotidiana en el mundo entero, así, rotamos videos de fantasmas, luces, ovnis y demás fenómenos que se nos escapan a la comprensión y la tolerancia. A mi esposa no le gustan esos temas, y más cuando hace diligencias de necropsia y allanamientos, ella lidia con la escoria de la sociedad y yo con entes, demonios y cosas así, me pagan por narrar lo que nos pasa en lugares macabros como sitios viejos y abandonados. Yo no uso talismanes, ni rosarios, ni agua bendita, ni mantras, ni nada así, mi método es más simple y efectivo: Nada hay en el otro mundo que pueda hacerme daño allá o en este, no hay criatura que tenga poder sobre mi espíritu ni alma que pueda hacer daño o matar a la mía. Soy hijo de la luz y el amor, milagro que se manifiesta en lo secreto e invisible. Respeto las creencias de mi mujer, su dios y patria de las que reniego, pero por ella voy al mismo infierno, me rebajo de vibración y me enorgullezco con mi vanidad, bajo guardia y permito el golpe directo de un enemigo que es pura energía. Así fue como lejos de intervenir en los casos, sólo los describo en mis propios términos que también riñen con los preceptos masones de mis empleadores, ya que en mis primeros casos que tomé tan personal tuve inconvenientes como súcubos y otras larvas del plano astral. Mejor hacer alianza y amar ese enemigo que acecha en las sombras y que no deja de ser parte esencial de la vida de la cual se puede aprender mucho, y la soledad es el dolor de muchos cuando es el placer de pocos. Mi esposa tuvo su tiempo de malos amores, y aunque no sea el padre de nuestros hijos los amo más que a mí mismo, son el amor de mi amor y por lo tanto mis adoraciones. Yo aventuré mucho hasta el hastío, ahora el viaje es ser el ejemplo de nuestra familia, el objetivo es ser el progenitor de nuestro compromiso, y por eso me quedo tranquilo cuando sale, sé que va con la bendición del padre cósmico y así mismo regresa, que cuando la veo con su armadura antibalas me imagino desnudarla. Nuestros sueños personales se han cumplido, ahora estamos desarrollando nuestro idilio, más felices y tranquilos no habíamos sino nunca. Un compañero de trabajo, el único que me agrada y hablo, resultó ser un terapeuta de hipnosis, y se ofreció a hacerme una regresión. Mi mujer escéptica y algo temerosa me preguntó si confiaba en él como para soltarle mi mente, y le pedí que me acompañara y me vigilara, el video lo censuré por obvias razones. La sesión fue difícil, mi mente se rehusaba a entrar en trance, pero su habilidad me llevo a un estado profundo de subconsciencia, fue entonces cuando me vi como una chica que iba tras los cruzados templarios en el medio oriente, era enfermera o algo así que iba tras mi marido, un maestro caballero en todo el esplendor de su presencia. Lo vi apearse del gran caballo que lo traía, veía a mi esposo con el mismo sentimiento ya descrito en mi esposa, lo amaba de tal manera que iba tras él en un servicio médico. Su pulida y brillante armadura era impecable, como si la sangre en la batalla evitara su impoluta protección, por lo que hablar de la muerte de él o de ella no hará parte de un relato de esperanza como éste, pues cuando aquel imponente ser se quitó su yelmo, tenía una apariencia como la de mi esposa que, en la posterior sesión, descubrió haber sido un templario que amaba a sus hijos y a una médica que servía tras sus filas.  

martes, 13 de junio de 2017

LA HUMANIDAD PERDIÓ SU MISIÓN

Desde que recuerdo los sindicalistas y gobierno han llegado a pactar tratos, ahora, después de más de treinta días de paro y marchas, la lucha entre trabajadores y los administradores del sistema no da tregua. Decretos, leyes, normas y demás formalismos no sirven si en esencia lo que importa es la industria donde las personas son prescindibles (Siempre habrá mil esquiroles tras un solo puesto de trabajo esclavo). Es inútil mostrarle al mundo el inconformismo si a la final hay que ceder a lo que dicte el gobierno y los profesionales vuelvan a sus trabajos, además, mientras unos protestan los otros mantienen el PIB, al mejor estilo mundial la corrupción es tal que, sólo los más tontos son los que caen mientras el resto vive del negocio. No vende ser honesto, mejor engañarse con eso de la seguridad democrática que enfrentar la realidad podrida del sistema ¿Dónde están los entes de control? ocupados en triviales cacerías permiten que multinacionales se lleven la riqueza del país, y los ciudadanos como estúpidos alimentan esas bestias con un orgullo mediocre. La fuerza pública no es para imponer orden sino para ser frontera entre los ricos y los demás, reprimir las protestas justas con ilícitos métodos como los ESMAD e infiltrados violentos que gestan aquellas “gaseadas” por no hablar de las balas de goma. Hace tiempo los rebeldes eran del sistema judicial y ahora lo hacen los docentes, luego volverán a ser los camioneros y los campesinos, en una larga contradicción de un status quo manifestado en la garrafal diferencia entre ricos y miserables, ya que los pobres al menos tienen fe. Ah, olvidaba a los del sector de la salud, su ley cien puede que sea una maravilla en Europa, pero aquí, es todo un negocio al que las farmacéuticas iban a ser la fábrica más beneficiada. Y si no incluyo mineros ni otros inconformes con el sistema, no es por la falta de consideración, es que nunca he visto una huelga de amas de casa, tampoco a los que se atan al sistema financiero o a los sacerdotes, casi siempre son los mismos con las mismas y nada cambia porque es la misma normatividad de siempre, el mismo infierno. El odiado alcalde actual no difiere del querido anterior, la ciudadanía no será dueña de la ciudad mientras los que a su mando trabajan para una industria, si la institucionalidad sólo sirve para ampararse en lugar de hacerla efectiva (¿Cierto sr ex procurador Ordoñez?). Y a todos los veo en las urnas eligiendo a los podridos que corrompen el cesto de manzanas, de seguro, si nos hiciéramos un partido político nos exterminarían como lo hicieron con la UP hace años, y no sería mártir del pueblo pues son una masa amorfa envidiosa y celosa. No nieguen que el poder es tentador y sobre todo acogedor, lo que no lo es tanto es la responsabilidad, y la tienen todos aquellos que por necesidad se avientan a ese pozo en el que se ahogan, y de paso acaban con la madre tierra y la naturaleza en artificial manera de vivir. Los valores están mal, el orgullo y la concupiscencia que llaman estilo de vida, no ven que la moda ciega el alma y la humanidad cada día es más ignorante e impotente, así es como se controla el mundo y las familias más ricas se vanaglorian en el lujo de su excepcionalidad, nadie de ellos se para en público ni mucho menos se expone a la luz del día y la verdad. Mi lucha es de vida misma, no contra carne o sangre, sino con los preceptos y leyes del hombre que alteran la esencia de la vida, así me manifiesto en lo secreto de mis escritos que ser tratado como cualquiera en público. Algún día mis ideas de acabar con los políticos se harán realidad, serán profesionales que se adueñarán de la administración pública en lugar del poder y la fortuna, las arcas públicas volverán a ser para el pueblo y la ciudad, y más allá de todo serán conscientes del medio ambiente y la psiquis humana. Están locos si creen que los banqueros son necesarios, si creen en la imagen de amistad y honestidad de la gaseosa oscura que se tomó al mundo, si comen medios que los mismos desalmados crearon para establecer el mercado. Era material donde el consumo se ha hecho lo básico y si la sabiduría no se aplica a ello no sirve, entonces la humanidad perdió visión.

jueves, 18 de mayo de 2017

LA MALDITA LÁSTIMA QUE NO ME CAUSA UN ÑERO

El fútbol como juego aún tiene razón de ser, pero como deporte ya raya en lo vulgar y sobre todo en lo animal, y para prueba de ello tenemos a José Neira “Útica” que siendo provinciano de la sabana cundiboyacense es hincha de nacional. Me pregunto ¿Será malintencionado o estúpido? Y los demás afirman que es un imbécil, lo he comprobado, es intencionadamente imbécil, nadie en su sano juicio defiende su posición de cretino haciéndose odiar, pues seguro estoy que muchos allí querían que le metiera un puño. Pero pensando en romperlo vislumbré que no vale la pena dejar que mi demonio me manche de sangre impura y sin valor, mejor usar las palabras del corazón y no los actos de las manos, las que ahora de nuevo empuño para maldecirlo no sólo por golpearme y no pedir disculpas, sino por ser un ñero y porque no en ésta vida tendrá moral para ostentar mi saludo, por el contrario, si no soy yo quien me las cobre será la vida justa. Siempre pensé que jugar con amigos es contar con esa energía que siendo brutal y sucia se mantiene en los estándares de la amistad, pero estos sujetos creen que uno es un enemigo a vencer, no les agrada perder y esa es la energía que la “putica” como le dice Oscar siempre me ha jodido, y no porque haga los goles de palomero, sino porque desde que juego con él me golpea como la sucia que es, y no sólo a mí. Me vi con un par de golpes encima, pero justos para prenderme en una llave de su humanidad, y disponer de su alma a mi merced, rebajado a su nivel, arrastrado a su mediocridad, por no decir que pensé en la policía y el pedo porque un cretino se comporta como perro que come perro, la escoria que tanto me ofende su existencia, me repugna como sólo los ñeros y las ratas suelen sacar lo peor de mí. Sé que ora a la virgen, y yo sé quién es la madre cósmica, la pacha mamá está enferma por gente como el zafio en cuestión, pobre diablo del que ni la madre propia ha de confiar, porque quererlo es obvio que toda madre ama a sus hijos incluyendo los desalmados y taimados como José Neira, y que me perdonen sus familiares que me imagino honestos  como muchos en el país, que por culpa de un hipócrita, lombriz crecida en el ego de una persona porque para mí dejó de ser humano cuando se creyó mejor que yo para cogerme a golpes. Y aunque sea un simple roce lo tomo como afrenta, y se lo puse en claro a su deidad que queda mal ante el podrido corazón de su desleal esclavo. Y desde que lo vi por primera vez me fie de no conocerlo, y qué mala fortuna saber que vive en el barrio, que al igual que los gemelos y Guillermo (en lo más personal) entre otras manzanas dañadas, de los que por la misma razón de contrarios y adversos no dejan de ser un fastidio para mi alma. Este post es una confesión de mi pecado retributivo en que se gasta mi energía, pero pienso que la invierto, aunque no sea testigo en el momento, algún día en la eternidad sabré cómo el universo compensa las pequeñas causas, y el dolor que siento ahora es el mismo que sentí entonces y que será el mismo en un futuro, mi perdón es su arrepentimiento y no creo que lo vea por parte de su obstinada necedad. Lo desprecio como se odia la falla, y lejos de lo emocional me parece inútil tal desperdicio de energía en un hombre que tiene improperios por excusas, que dice saber cuándo simplemente presume, y las gana de que está vivo porque espíritu no tiene. Que yo me gane el desdén de alguien no me extrañaría. Soy el misántropo, soy un fantasma, nadie por más que me odie podría hacer de la fe mi ruina, pues el que habita bajo la morada del altísimo… pido disculpas al universo, bien sabe que en mi corazón no hay espacio para venganzas, sólo para indiferencias, y como espíritu sé que ya terminé con la basura esa, aunque sé que como mortal me lo tendré que cruzar como lo me ha pasado, y no escatimaré mis ideas que blandiré cual metal y fuego sobre la humanidad del batracio ese, ñero miserable que saca lo peor de todos, aceptado socialmente sólo por obligación, por necesidad ya que esa clase de personas no tienen amigos sinceros ni buenas relaciones familiares.

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA