jueves, 16 de marzo de 2017

AMIGO DE MI AMIGA

La amistad se fundamenta en el amor al prójimo, es la familia que se escoge conscientemente sin el lazo de sangre, aunque por lo general la familia es la única amistad que se tiene realmente, y en ocasiones los enemigos a vencer. Cómplice, acólito, secuaz y coautor; un amigo (a) es el mejor regalo que la vida nos puede ofrecer, muestra de honor y lealtad cuando no es la traición el doble sentido de la lucrativa hipocresía. “Mejor solo que mal acompañado” y ni la soledad es absoluta cuando en ella se revelan fantasmas y dioses milagrosos, la vida se abre en todos los sentidos y los muertos reviven en sus obras para acompañarnos, aconsejarnos, mostrarnos que no somos los únicos ni estamos solos. La vida es más que comer y vestir, y no vale trabajo cuando por ello se echa a perder lo mejor de la vida, como el amor que el dinero y el sexo usurparon en el negocio que se convirtió la sociedad, así que es mejor morir en la ley de uno que vivir esclavo en la norma que a todos convence y atrapa. Filosofar raya en el delito y no queda más que la música y todo el entretenimiento para olvidar o ignorar el dolor ajeno, se mueren lentamente de hambre los que en invisible distancia fueron olvidados por el sistema, y que en beneficio de corruptos mantiene el hambre y la muerte mientras ellos llenan sus arcas. No importa qué tan corrompido está todo si funciona en su propósito de ser productivo, por lo que el soborno es criminal si no tiene el poder corporativo o económico para comprar justicia, impunes en su inmoral forma de aprovecharse de los débiles, enfermos y necesitados. Aislado es mejor estar que contribuir a esa mediocre rutina que llaman vida y que se les escapa en fútiles esfuerzos e ilusiones, rechazado e incomprendido se me dice utópico, por lo que soñar también es un crimen si se empeña en ideales honestos de amor y paz en lugar de lucro y poder. E involucrando el poder, yo puedo elegir entre fluctuar en medio del ambiente o transmutar lo adverso en beneficio, lección asimilada cuando justo a punto de morir encontré la salvación ¿Y para qué? Para seguir en la oscuridad buscando luz mientras los demás caminan ciegos y deslumbrados en la luz. Ya fui mi peor enemigo y ahora soy mi mejor aliado, me reconozco como un vulgar y mortal humano, pero también lejos de ello me rencontré con lo divino y cósmico que habita en cada creación universal. Entre ignorar y saber no hay mucha diferencia si no es coherente con las acciones y decisiones tomadas, bien lo saben los mentirosos que a fuerza y terror controlan todo en un monopolio descarado que llaman economía neoliberal, y que en verdad no es más que esclavitud disfrazada de trabajo digno. El que muchos lo disfruten no me incluye, por el contrario, me molesta esa falta de carácter y dignidad en pos de la farsa que se creó para manipular a toda la humanidad, esa prisión sin muros que los conformes aceptan sin dudar ni cuestionar. No me aterra morir, será un dulce premio a mi consciencia que está nublada por los embriagados sentidos, tan puesta en su lugar que hasta recordar los sueños es evadirse de la condena de este mundo, igual que cuando se vuela en disertaciones y las memorias se tornan en nuevos momentos para recordar. Temo más a los humanos, necesitados y desesperados no tienen más que la ignorante violencia, la acostumbrada negación de lo posible por el contundente hecho de lo sucedido, las huellas de un pasado que nos persigue como la sombra de nuestros errores y defectos, que hacemos virtudes y creamos el orden de lo establecido. Querida amiga (o) que ha llegado hasta aquí, sabe en lo profundo de su ser de qué escribo pues los abrazos son más que un acto humano, es un contacto divino. Sé que por ser misántropo dejé de ser lo que solía ser, buena persona y de semblante amable, pero el desamor y la ingratitud diezman la esperanza de que todos los seres sean como hermanos, y en lugar de eso somos mercancía y carne de cañón, la excusa perfecta para mantener la estafa del status quo de la pirámide social, donde soy un infiltrado, un espía de otro mundo sin hambre ni dolor al que denominan dios. 

lunes, 2 de enero de 2017

DE VAGO

  El trabajo es difícil y sobre todo mal remunerado, por lo que quienes en verdad sirven a su labor no encuentran la complicación, así es como los corruptos y codiciosos son los ricos y los poderosos, sin importar la profesión todos a la final trabajan para el capital sistema. la revolución no se da en la manos de armamentista y mucho menos en las ideas mediocres de políticos o religiosos, empieza en las conciencias ya sea desde el corazón o la mente pero su fin es lo colectivo, de nada sirve el lujo si se soporta en la esclavitud y la ignorancia ¡Para qué la buena vida si se basa en muerte y enfermedad! El ser humano va más allá de la mecánica biología, viene de la luz y hacia ella se dirige, no obstante, quienes se atribuyen el poder y la gloria lo saben y lo ocultan, dependen de ello y no entregarán lo que hábilmente nos arrebataron: La consciencia. Es una pena verla perdida con el espectáculo que no hacen nada contra sus podridos gobernantes, y el comercio se lucra asesinando el espíritu humano que deja la imaginación a la responsabilidad democrática. Nada hay en la ley humana que se parezca a la justicia divina, el tiempo y el espacio no tiene fronteras para el alma inquieta que se pregunta sin obedecer ciegamente, el aventurero que sin dejar de sembrar su tierra desafía dragones y vence a los demonios que podrían atormentarlo. Sabio el que conserva su esencia sin dejar de adaptarse, el que integra la luz a su sombra y descubre misterios, la que sin prejuicios da a luz por amor propio sin importar nada más que la vida misma. La energía no se construye ni se destruye, simplemente se transforma, pero no es renovable tanta energía invertida en banal esfuerzo del ego y el cuerpo, así la mente y el corazón queda a merced de inmisericordes empresarios y corporaciones, psicópatas que se parecen más a demonios que honorables hombres y mujeres, cascarones de seres con sangre fría y de oscura alma vendida a lucifer. Lo de verdad imposible es vivir en un mundo donde la conveniencia se sobre pone a la decencia, y es mejor ser listo que honesto pues los valores bajan o suben en la bolsa, las familias se separan abismalmente por las condiciones que impone la moda, por no decir que se aprovechan de las pasiones humanas que caen a lo profundo. Y es que de la naturaleza dual de la humanidad es la sombra que predomina, ¡¿Qué sabe el cuerpo y el ego de lo trascendental y espiritual cuando es vano y menesteroso?! Un filósofo exclamó “Ten cuidado al exorcizar tus demonios, no vaya y sea que saques lo mejor de ti” Y soy tan carnal porque sé que ni esencia es inmortal, si aquella sabiduría atrapada en la impotencia de la confusión no fuera la herencia de un padre o madre que por amor hace milagros, estaría inmerso en la tenebrosa luz que dice iluminar a la humanidad cuando la está secuestrando. Nada cuesta, lo costoso ha sido mantener la fe cuando la patria y la iglesia acabaron con millones para establecerse, y no hay diferencia entre libertadores, conquistadores, revolucionarios, saqueadores, asesinos, ladrones y demás criminales al servicio de la oligarquía o el demonio. Somos humanos pero no por eso somos malos, lo malo de nosotros como humanidad es la sociedad que nos ata, esa rutina y costumbre que nos impide creer y nos impone obedecer. El arte es lo más cercano a la magia para el ignaro y pobre que abre su ojo, corazón y mente, expresión de quien convencido o envilecido sobre sale sobre todos que si no se compra se sacrifica, se le explota a tal punto que defiende aquello que lo tiraniza con miedo y respeto. Nada hay en el mundo que justifique el horror y la tortura de ocho horas lucrando a otra persona, haciendo dinero para corporaciones e instituciones al servicio de las oligarquías y su poder. La democracia es una pirámide donde la cúspide del ojo que todo lo ve es exclusiva para aristócratas y sus socios, desde allí se halan los hilos de la alta suciedad y todos los siguen como borregos que el pastor lleva al patíbulo. Los animales no trabajan y aun así viven y comen, además la naturaleza se viste de colores como los del aura, pero el ser humano es ser más que cagar y dormir, pues los sueños y fantasías es lo que libera la fantasía cuando no la esclaviza.

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA