martes, 22 de abril de 2008

FINAL ABIERTO

Ella lo quería tanto como él a ella, pero las cosas tienen un ciclo, todo tiene su momento, el amor es libertad, y así, ellos tomaron rutas separadas, aunque lo que ignoran es que las encrucijadas, ¡existen! los planos superiores, traen corrientes de los inferiores, por eso el descenso es tan conocido, nada más real que la gravedad, y sí, lo es, es grave la ignorancia del ser, la necedad, el orgullo, el menester, el deseo... eso es terrible, una sociedad entregada a si misma, consumida, acostumbrada antes que educada, pues, al ser no lo hace un cartón firmado por quien sabe qué clase de personas, los idealismos han enfrentado a parientes, de miedos y prejuicios los han enseñado; ahora la decisión está tomada, ella decidió el arte, y él optó por la medicina, los caracteres opuestos se atraen, los egos del mismo polo se repelen, se identifican pero ni chocan, sólo toman distancias, del mismo lado pero contrarios, se amaron con intensidad voraz.

Ella ve la moderna bola de cristal llamada ahora T.V, es fuente de conocimiento o de enajenamiento, en todo caso es la compañía de los solitarios, la delgada linea entre realidad o ficción, ha ganado un premio, se ve en la pantalla cual espejo, pero no es ella, es sólo la imagen que todos ven, la que mira la pantalla si es ella, está en su intimidad. Pero algo la irrumpe, la viola, es su doctor, pasó un proyecto de ley que despenaliza la mariguana, para enfermos de glaucomas, esclerosis múltiples, cáncer, sida, depresión, entre otras que ha estudiado por años. Depresión, hummm, piensa ella, fueran otros tiempos estaría feliz, pero el tiempo ha sido generoso, le ha hecho olvidar su dolor, le ha dado de donde escoger, sin quedarse con nada, ella ha sido el premio sin pensar en ello, ella se ha creído una viuda negra, a todos les rompe el corazón, ella se queda con el amor de ellos, mientras los que la aman se quedan sin ella, con el recuerdo, con las ganas de tenerla otra vez.

Era el momento de que ella aún lo deseaba, su querido doctor, pero la argolla le decía que estaba felizmente casado, aunque algo en su carácter le decía que era el mismo perro, mientras ella era la liberada, la zorra, la que se escondía tras la niña linda, tras esa máscara llamada personalidad. Aún así el cosmos es perfecto, la voluntad del ser y el libre albedrío están ligados, como la enfermedad y la cura, lo uno y lo otro, nadie puede separar lo que Dios ha creado, por ello aunque ellos se encuentren, se amen, se odien, simplemente se ignoren, o se hablen de vez en cuando como en la distancia, estando tan cerca, pero saben, lo que ellos dos me han enseñado, es a aceptar, ver que la vida es un continuo devenir, que todo es tan incierto, que esta vida no es sino un parpadeo y que la verdadera vida empieza cuando se duerme, así como no se de mi, más que lo justo, no se más de ellos, pensé que no los vería más cuando rompieron, pero ahora los he visto en las noticias.

Ellos no saben de mi, me he encerrado como ella en mi haber y deber, sólo me conecto al mundo sea virtual o no, me hago cual espectro que soy, soy amor, sabiduría, armonía y la voluntad de ser, o de no hacer, de sentir, de viajar, de morir cada día, con ello estar más cerca al desconocido infinito, la ciencia está limitada por su propia razón, el erudito es esclavo de sus pensamientos, el pasional de sus sentimientos, los espirituales de su devoción, en todo la vida es una adicción, no queremos dejarla, buscamos sin encontrar, viajamos sin cesar, todo tiene su final, pero la verdad es que no hay verdad, pues ahí mismo algo empieza, aunque sea la nada en que muchos creen, yo prefiero pensar en el otro lado de la existencia, no en esta subsistencia que se dice: trabaja por el pan con el sudor de la frente, pero yo he escuchado que los niños vienen con el pan debajo del brazo, lo he probado, lo he visto, por eso digo que si le hacemos una elipse a la vida, no encontramos con esa cinta de Moebius, descubrimos que el deja vu es una visión del más allá, por eso creo que la muerte es como la vida, una historia de final abierto.

lunes, 14 de abril de 2008

QUÉ VIDEO!

Una visita a un humedal, basta y sobra para observar el mundo, interactuar con la vida, comprobar que lo evolutivo e involutivo van de la mano, náyades o nínfas de insectos criados en aguas citadinas, la intolerancia y miedo de algunas personas, y otras camufladas en medio de la espesura, acechando al mundo que los rodea, mientras las aves juegan en el aire, los mosquitos sobre nuestras cabezas buscan la víctima, un universo dentro de otro universo cual muñeca rusa, aunque en medio del frio asfalto, el mal olor que no siento de un caño no terminado, en algún lado fracturado por el peso, pienso: ¿cuantos extremófilos no habrán allí? ¿bacterias, virus...? ni pensarlo, únicamente con el pensamiento en lo superior, en lo altivo, con una actitud de infante. Paseamos por allí un rato, gracias querida Claudia por la invitación, entre la ciudad y en recuperación por jóvenes, y en parte por el estado, ya que han sacado a los indigentes (más de cien) que allí se refugian como un elemento más de la naturaleza, y vuelven, hay una casa en bareque, dizque un hombre en silla de ruedas, ¿cómo puede andar así en este lugar? lo que se es que si la naturaleza tiene esos dos lados, ¿para qué nos hacemos los buenos? tolerancia es la prueba, más que respeto es entender, aceptar lo malo como lo bueno.

Han sido noches de sueños extraños, de despertar en medio de la oscuridad, de suspiros y resoplidos, de películas y canciones, se debe tener cuidado con lo que se desea, yo por ello sólo espero, imagino, me desespero al punto de no pasar el extremo del límite, secretos y pactos con Dios, no se puede uno esconder de uno mismo, el universo se creó tan claro como oscuro, la belleza junto a la crueldad, lo importante es verlo por el lado amable, no temer, amar; en algún lugar leí: el acto más grande de fe, es dar gracias por lo que aún no se ha visto. ¡cuánta fe no tienen quienes se niegan! la vida es sueño y el sueño es vida, la conciencia es la clave del equilibrio, armonía, paz, en medio del fin, del viaje, ríe como odias, la vida es un vaivén, y lo saben quienes ya regresaron del otro mundo, lo comprobé de nuevo en aquel humedal, y de nuevo anoche en aquella llamada, sin haber enviado aquella cadena del e-mail , siendo quien soy.

Han sido días intuitivos, lluviosos o soleados, o ambos, días de vivir, de rondar adusto y reír a gusto, pensando mucho, haciendo lo que halla, simplemente existiendo, quiero trascender mi ego, pero en este mundo, mejor profesional y distante, que un artista rodante, hasta mi amigo guitarrista dice: místicopatético, pluscuanperfecto, intrinsecomolecular, entre muchas otras que a mi no se me ocurren, sus payasadas me animan, aunque no me hacen olvidar del lado triste, como leí en un salmo, Dios hizo lo bueno y lo malo por igual, la oscuridad y la luz son lo mismo ¡a donde podría huir, lejos de su espíritu? Aún no tengo la palabra en la lengua, y él ya la conoce.

Mejor don que el libre albedrío, no hay, todo esta escrito, hasta los pelos de la cabeza están contados, alguien dice al ver una situación: ¡uy, qué peligro! yo respondo: ¡hasta bañarse es un peligro! mi amigo dice: pero no, el señor debe tener más cuidado. -yo prefiero no pensar nada, nada pasó, y si llega a pasar algo, no me preocupo pues de todo se debe ver el lado bueno, o las cosas buenas encontrarles la trampa, Dios hizo la crueldad junto la bondad, yo dejo lo primero para el ego, y el resto a mi espíritu, soy un humano, un experimento y este mundo el crisol, ya anduve en la noche, estaba ciego y ahora puedo ver, y la volveré a perder, la vida es un devenir live and let die, por hay se canta, mejor give peace a chace.

martes, 8 de abril de 2008

SUICIDA POTENCIAL




¿cómo no querer morir, si vivir es una competencia antes que una excelencia? es muy fácil perder, lo duro es que eso no impacte en nuestras emociones, que nuestro deseo no valla más allá del ego ¿cómo perdonar? al menos no me juzguen por no querer esta sociedad, por ser tan ajeno a esta humanidad, mi humanidad es espiritual, por eso es que aún estoy vivo, si no hace ya mucho tiempo que dormiría en una tumba, pero aún allí estoy seguro que seguiría soñando, ya no con vanalidades, sería un viaje astral sin sufrimientos ni limitaciones, ya habría despertado en el reino de Dios y no entre mortales, seria libre de verdad ¿porque es tan difícil creerlo? ya estoy cansado de luchar, de existir entre necesidad y necedad, hastiado del capitalismo, del socialismo, de toda definición, tendencia, pues como dijo el maestro una vez: "vosotros sois dioses" somos Dios, todo lo es, y al mismo tiempo es una ilusión.


Investigando la muerte me encontré con la vida, estoy vivo por deber, más mi querer es vivir en el universo, tengo altas esperanzas, tengo fe, aunque en verdad aún tenga este cuerpo, sea tan mortal como cualquiera, me equivoque, dude y me niego como hombre, soy espíritu, somos un milagro de la naturaleza, la armonía entre lo bueno, lo malo y más allá, pero por ahora existo en un mundo tan bello como cruel, amo a mi familia pero también detesto que sean la base de la sociedad, es tal el conflicto, que mi mal, es pensar en pegarme un tiro si tuviera cómo, o el abstraerme por la decepción que siento por los hombres y mujeres, por encerrarme en mi cueva a donde la vida viene a compartir conmigo su poder, donde en la oscuridad encontré la luz.


Misántropo y odioso, malgeniado y taciturno, clandestino y visionario, claroscuro, inconforme, desdichado, miserable, desesperado, mortal, necesitado; existir es mi trabajo, por ello también soy espiritual, parece que ya estoy muerto, sólo soy lo que mi alma tiene, mis padres quieren enmarcar mis títulos y yo quiero quemar mi cédula, todos quieren ser alguien en la vida, como si ya no fueran alguien, se hacen valer de oro, pretensiones, de los demás, no se dan cuenta que la verdad está implícita en el ser, no en una universidad, una comunidad, no en las letras, sino en la práctica, los hechos, el verbo.


Romantiloco, libre, solitario, infantil, soñador... por eso, cuando pienso en los obreros, me pongo triste; al pasar por una carnicería, me duele el alma, como al pedirme limosna un niño, o quien sea; al ver un animal desamparado me identifico con él; al oler y ver lo que han hecho con los ríos me deseo un cáncer por solidaridad con la madre tierra; al ser testigo de los desperdicios e inmundicias químicas que comen o tiran, entiendo el porqué de los jóvenes terroristas; la falta de cultura y consciencia; la violencia; la ignorancia; la intolerancia; el miedo; la represión; el ego; la negación; y gran cantidad de situaciones que componen la vida pero pasan desapercibidas, es algo subjetivo que me hace sentir algo más allá de lo material, y que se manifiesta cuando quiero morir y no puedo, que por ser muy humano, un demente, un traspasado y me quiera morir es por el hecho de que sé que es esta vida y la otra de la cual hablo, de resto, hasta la próxima existencia, pues el día de pasar el umbral lo siento muy lejano por desearlo.

Creo en el utópico paraíso, lo he visto momentaneamente aquí en la tierra, se que existe una sociedad sin médicos, policias, abogados, contadores... allí solo ahy niños que juegan, matan y reviven, donde el sufrimiento y el dolor son una aventura, donde corren ríos de leche y miel, donde la noche no esconde demonios, donde el vivir solo es vivir, soñar, reir, no hay quejas ni demandas, donde la vida es servicio al prójimo y el beneficio propio es el ajeno, donde al amor no es una propiedad sino una libertad, donde el miedo es tabú, por eso, y por muchas cosas más que siento pero no puedo explicar ni expresar, es que ansío morir, y no es que no valore la vida , al contrario, la valoro tanto que cuando veo lo que han hecho con ella, no quiero vivir.

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA