jueves, 15 de noviembre de 2007

AMOR A LA MUERTE

Me llamo Magnolia, para ser latina mi piel es casi blanca como la leche, tengo el cabello negro medio ondulado, mis ojos color miel, eso sí, de estatura baja pero con una desbordante energía y un fuerte carácter. No soy divina pero tengo mi encanto, sólo que soy compleja, no acomplejada, inteligente y demasiado sensible, no cualquier hombre está diseñado para mi, como mi primer novio, quien me enseñó en parte lo que es la vida, pero era tan volado que a veces yo no le parecía importar, no le daban celos, tampoco pensaba en el futuro. Yo tenía todo planeado para dejarlo, pero el destino a veces es tan cruel y sarcástico, pues Oscar D se murió por una intoxicación, unos días antes de programar mi viaje. Me sentía tan culpable, tan mal, hasta que conocí a Javier, mi esposo quien me dio dos preciosas niñas, hasta que me traicionó, ese falso e impostor; bueno mejor no recordar aquello, mejor pensemos que ya no lo volveré a ver, que mis hijas por fin son libres. Sólo Dios sabe lo que en aquellas caminatas del desespero, pensaba, hablaba como él y le preguntaba, o concluía que debía estar en este mundo por una razón poderosa, tanto daño que me han hecho y que aún me hago, y aún estoy aquí, y más viva que cualquiera. No se dan cuenta del dolor que llevo por dentro, de la frustración victoriosa que mi ego enemigo me deja, que sufro bien en silencio, ¡Oscar D ha sido el único que lo ha visto! me penetraba con su mirada, supo lo que en mi corazón hay, Que tarde me vine a dar cuenta. Cuando me casé, todo era bello, pero cuando las cosas se hicieron un infierno, la terapia fue crear una especie de club social, para personas con mi problema o cualquier otro, así empecé a hacer el imperio de clubes y hoteles, con sucursales en muchos lugares y hasta centros vacacionales. En medio del agite y la aventura, pude educar a mis hijas muy bien y al tiempo divertirlas, no nos hacía falta el faltón, Azucena es la menor con 19 años y Violeta la mayor con 21, y al igual que yo, son concientes de la vida y cómo vivirla, han estado entre toda clase de personas, lugares, ya me han hecho abuela y nos damos todos los gustos que nos de la gana. Allí empezaron mis problemas, cuando ellas crecieron y desarrollaron sus personalidades, yo me quedé sola, entre la multitud uno es nadie, entonces empecé a salir de rumba, a rememorar la precoz infancia y adolescencia, las cosas no han cambiado mucho, la verdad; los jóvenes se chutean trago para no tener tufo, las niñas sólo tienen relaciones anales o sexo oral para evitar el embarazo o no tener que abortar como otras o seguir vírgenes, sin contar los suicidas u homicidas, los drogadictos, satánicos y el resto de tendencias de toda clase, Ahora son personas como yo, siguen igual, únicamente que ya tienen autoridad, se mueven en trámites... ¡Nada que me duermo! hay Dios perdóname por ser tan disoluta, por ser tan superficial y caprichosa, por olvidar la misión que tenía, por mi negligencia, por ser hueca y vacía, pero creo que no todo ha sido malo, Señor, he sido honesta, valora al menos que fui sincera, que te hablé a diario, escribiendo cada día una letanía en tu honor, evitando que mi dolor me aniquile, levantándome cada día con el sufrimiento de mi humanidad. Sobreponiéndome al absurdo e injusto mundo de los hombres, siendo la esclava y abusada mujer, pero bueno no todo es malo, "el que sabe misterios y los ha comprobado, sabe verdades, quien los ignora sigue entre mortales." Se que algún día mis nietos entenderán lo que he hecho, verán con su propia alma que la vida no es este ratito, que la aventura y el peligro son hermanas, que la locura es un don de niños y artistas, es el espíritu quien en verdad sabe y no el ego que en este momento me mata. ¿Cómo me puedes probar lo que dices? me preguntó un negado alguna vez, y le dije que solo muriéndome se podía, vi en sus ojos la duda, el miedo, el dolor, la angustia, el deseo. No entiendo de donde me salen tantas fuerzas y tiempo para escribir esto, mientras llega la infalible cita con la flaca. El licor ha cumplido su cometido pero no las pepas, es extraño dejar este mundo siendo conciente de ello, se que me juzgarán de haber hecho mal, pero si Dios me dio libre albedrío, mi decisión es parte de ello, soy feliz, pero lo seré mas al lado de quien me ha dado más de lo que he soñado. No estoy deprimida, tampoco aburrida ni nada, únicamente siento que es algo que debo hacer, lo he sabido toda mi vida; tal vez me encuentre con Hemingway, jajajaja, el infierno o paraíso lo hace tu existencia, yo por eso me voy segura pues aunque he sufrido como cualquier ser humano, no me quejo, todo en pos del registro akashico, de probarles a unos incrédulos que lo extra sensorial es más real que lo real, que los fantasmas si existen, que algún día no muy lejano el mundo cambiará para bien, que la maldad no tendrá un efecto fuera de uno mismo, que las preocupaciones serán cosas del pasado, no se, lo sabremos cuando ese día llegue y nos levantemos de nuestros sepulcros, y regresemos al arjé y emprender de nuevo este viaje. Una ley de la termodinámica dice que la energía no se crea ni se destruye, que hay un equilibrio en la energía cósmica, pero bueno ya lo veré, ya te veré Oscar... Al entrar en el estudio, nadie pensaba nada malo, creyeron que se había quedado dormida (pero no para siempre), tenía una sonrisa burlona, un buen vino chileno, y un frasquito desocupado, escuchaba Beethoven, quedo sobre una agenda con frases de Nietzche, Poe, Becker, Lorca, Wilde, Barba Jacob... entre muchos otros. El día de la inhumación unos lloraron, pero una calma extraña rodeaba a la familia, ellos lo sabían, no era una sorpresa, ha de ser que saben algo que nosotros no, simplemente dicen que es cuestión de aceptar, de respetar, de amar, de esperar el reencuentro.
LA MUERTE ES PARA QUIENES SE QUEDAN.

9 comentarios:

mi despertar dijo...

Que bello texto te felicito

©Claudia Isabel dijo...

Amigo, un relato fuerte, pero lleno de mensajes. De todos modos, y a pesar de lo terrible de algunas situaciones, vivencias que uno cree que no podrá superar, siempre vale la pena este pequeño paso por el mundo, por la vida...Encantada de leerte.
Besos.

Afrodita dijo...

"que lo extra sensorial es más real que lo real, que los fantasmas si existen, que algún día no muy lejano el mundo cambiará para bien, que la maldad no tendrá un efecto fuera de uno mismo, que las preocupaciones serán cosas del pasado, no se, lo sabremos cuando ese día llegue y nos levantemos de nuestros sepulcros, y regresemos al arjé y emprender de nuevo este viaje. "
Ese dia lo sabremos...muchas gracias por tus palabras en mi blog, muchas gracias por pasar por alli y que bueno saber de ti...
mmm, a mi me gusta la direccion, el guion, la fotografia, el arte, el montaje, lo que sea, me gusta mi carrera, me gusta el cine, sin importar que cargo sea....obviamente, espero llegar a ser una buena directora, pero antes de que eso suceda hay que pasar por todos los cargos...
en fin....espero seguir sabiendo de ti, que te gusta a ti¿?

Luli dijo...

Muy fuerte, cruel, real y ante todo muy reflexivo.

Estupendo relato

Besos

Afrodita dijo...

oyeee...

Msn??
si quieres, me agregas....

saludos

Nosotras mismas dijo...

Con permiso, me llevo tu post para leerlo más tarde (las obligaciones, me hacen posponer los buenos momentos)

Un abrazo

ALEKXSANDER GUZMANN dijo...

UN BUEN RELATO EN HOMENAJE A TODAS AQUELLAS MUERTES COTIDIANAS, LAS QUE NO NECESARIAMENTE SON CORPORALES, LOS PERSONAJES SON TODO UN JARDIN, UN EXCELENTE RECURSO EXPRESIVO, UN POCO DE TODO, DE AQUI Y DE ALLA, ALCOHOL Y DROGAS, LOCURA Y MUERTE, FEMENIDAD Y ARTE, DIOS Y SU OTRA PARTE ETC...BUENA COMBINACION FILOSOFICA LITERARIA, CONGRATULATIONS

Verbo... dijo...

Empecé a leer éste post, y me siento identificada, lo voy a leer con calma y te re comento... a ver si es que me has visto en sueños....jajajajajaja.

M.

Verbo... dijo...

Estupendo...en algo identificada , no en todo, pero si vi una mujer segura y con conciencia de su pasado, presente y futuro.

Un beso,

M.

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA