viernes, 14 de noviembre de 2014

QUE SE FRITE TU MENTE PERO NO TU ALMA

La cordura y la razón de nuestros tiempos no tienen comparación con la demencia ancestral, un caos en el cual las situaciones de la vida eran más honestas y simples, aunque fueran más complicadas a un nivel social pues cada cultura tenía su manera de vivir la vida. Ahora  todos nos definimos bajo las mismas normas y estamos conectados por la economía, es más difícil vencer al enemigo que se alimenta del temor y se esconde tras la ignorancia y la necedad. En un tiempo las auras eran perceptibles para reconocer nuestras vibraciones y las ajenas, también la telepatía era la manera de comunicarnos y la agricultura de alimentarnos y vestirnos, además nuestros tratos eran respaldados por la palabra que aún reflejaba la pertenencía de nuestro espíritu. Pero llegaron los invasores y los colonos tanto de otras tierras como de otros mundos, nos exterminaron y nos esclavizaron como testimonio de su poder e imperio, entonces los renegados huimos a la selva y a la montaña a refugiarnos en el regazo de nuestra madre, la misma que los intrusos empezaron a zaquear y transformar en el moderno mundo que se traían en manos. Desarrollaron sus planes fallidos en sus tierras y los construyeron en la nueva tierra de colón, el impostor que sabía que los celtas, asiáticos, africanos entre otros ya habían estado aquí millones de años antes, tenía datos secretos y fue testigo de un par de naves que los observaron por un rato, les dieron la bienvenida como exploradores de un rudo mundo, como sobrevivientes de una aventura designada a los que tienen conexión con dios. Con el tiempo los desastres en México como en Colombia, Perú y las otras culturas precolombinas se percibieron en la desaparición de un ancestral modo de vivir, se instauró el creciente renacimiento y la vida dejó de ser natural para siempre, los que intentaron conservar esa energía y conocimiento fueron ajusticiados por la inquisición, los otros absorbidos por logias y cultos secretos o simplemente se ocultaron y desaparecieron en el misterio. Entonces las repúblicas y las naciones se patriaron lo que antes perteneció a familias exterminadas, así lo ocuparon todo incluyendo las almas de quienes por miedo sobrevivieron como serviles borregos. Con el tiempo se levantaron personas que también fueron asesinadas en público como muestra del poder sobre la vida que se atribuían, desde entonces el miedo controla al pueblo que en verdad tiene el poder, pero son tan desesperadamente necesitados que se hacen los ciegos ante la estafa que es la sociedad. El rico puede salirse con la suya gastando fortunas para comprar a las personas y sus verdades y mentiras; harán lo que sea por ser aceptados e idolatrados. Las guerras continúan a pesar de que acaban con muchas cosas y personas; lucran y benefician sólo a unas cuantas, se siguen institucionalizando las industrias del crimen por el bien de la sociedad y la economía del mundo, el mismo que se va al infierno con la sobrexplotación y contaminación a la que ha estado expuesta por más de un siglo de modernidad. Nos hemos estancado en una vida sin sentido más que producir créditos y basura, para que el hombre sea más sexual y violento como un animal que consciente como debe ser, y con ello me refiero a que es artístico e imaginativo como nadie en el universo y no obstante es más animal que los animales. Odio lo que han hecho de nuestras vidas, menos mal no siento la mía vacía, me han acompañado personas muertas que me cantan o narran historias, vivo un mundo austero en lo poco que llega por la ventana o por la pantalla, además a pesar de la incomodidad de salir a la calle me sirve como campo de batalla, lo uso como prueba de mi mismo tanto en resistencia como en atención, por eso parezco loco con lo que pienso y creo, pero mejor ser así y gozar de mi alma libre que ser otro esclavo esquirol.


No hay comentarios:

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA