martes, 5 de agosto de 2014

Me atrevo a afirmar que todos aquellos que alimentan al sistema financiero son cómplices de las muertes de niños, mujeres y personas en la franja de Gaza, los mismos culpables de que magnas multinacionales sean más grandes y poderosas que muchos gobiernos. Culpo al mediocre hombre que trabaja para sí “mismo” con la excusa de la necesidad familiar, pues engañado no sabe que su trabajo es el beneficio de quien hace mucho hizo un trato con el demonio, dios de la materia y el arquitecto de nuestra sociedad, pues nada bueno hay en un sistema piramidal donde los del tope viven de todos por debajo de ellos. Sólo hay que mirar los medios de comunicación, ya sea el cine, la música o lo escrito,  para ver en qué dirección nos llevan los dueños de la sociedad ¿Acaso los Rockefeller han sido boicoteados por monopolio? Ya al abuelo de ese sujeto lo habían detenido pero David es el orgullo: controla el FED, la ONU y muchas otras Organizaciones que aunque sean legales actúan de manera criminal. ¿Son los Rothschild muestra de la codicia y lo negativo? Por el contrario no faltan las personas que quieran ser como ellos, ostentar lujos creados a partir de la miseria y muerte de otros (ellos han financiado las guerras mundiales y las guerras invisibles). Y qué decir de Ucrania donde se vive bajo la zozobra, Colombia, México, Somalia, Corea del norte, y quien sabe cuántos países más saben de lo que hablo, y no me refiero a sus gobiernos  sino a sus pueblos que son víctimas de los sicarios financieros, por no decir de las armadas poderosas del mundo que aún en pleno siglo XXI siguen cruzadas de conquista. Han ocupado nuestras vidas con inútiles menesteres, nos llenaron de miedo para preocuparnos en sus planes en lugar de seguir con la evolución de la consciencia, pero nos usurparon con su progreso tan artificial que está condenado, y lo peor es que todos pelean por ello generando el saqueo y la muerte, trayendo el infierno a éste paraíso llamado PACHA-MAMA.  Aunque estoy solo no soy el único que vive sin bancos ni pretensiones, somos pocos (por ahora) pero los suficientes para mantener sitio en la guerra declarada contra la voluntad humana. Me cansé de ver niños muertos, hogares en ruinas o miles de desplazados marchando como nómadas sin recursos; aturdido por el shock de las bombas y las palabras de odio e ignorancia me relego al abandono y al destierro de la sociedad. Nadie lo ha percatado pero cada vez que estoy entre mortales gozo de la naturaleza pero lucho contra la sociedad, prefiero caminar a subir a un bus atestado, esperar a que no sea hora pico y moverme entre muertos que se mueven, comer dos veces al día pues hay quien a veces ni una al día por el desprecio de una economía xenofóbica, al desprecio que el dinero ha llevado a todo aquel que hace lo que sea por unos billetes. Ni que decir de todos los suicidas que perdieron la lucha contra sus propios demonios, los que ganaron un adelanto en la vida pero perdieron la oportunidad de levantar el alma, luchar contra esas instituciones de malas personas que pretenden ser buenas y filantrópicas, pero son esclavistas y asesinos. Sé vivir en las sombras sin perder la luz de mi alma, sin desconectarme de ese espíritu que se manifiesta como luz y sombra, la dualidad de un amor en armonía correspondiente. Si pudiera regalarles mi energía a esos niños y personas masacradas, con gusto lo haría, es por eso que doy mi vida por la de mis seres queridos. Dolor amalgamado por el coraje de ser un sobreviviente, de ser otra clase de esclavo y vivir una vida entre el abismo y la pared, de haber muerto para descubrir la eternidad del espíritu, lo mismo que espero su Dios les brinde para soportar la horrible belleza de lo justo, pues aunque la sociedad se venga a pique es una exitosa empresa que se adueñó del planeta que acaban en un exagerado consumo.

No hay comentarios:

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA