lunes, 31 de octubre de 2016

¿DÓNDE ESTARÁS?



Debo dejar constancia escrita de lo increíble y misterioso que es el mundo en la oscuridad y en lo invisible e imperceptible a los sentidos, no lo creía ya que soy un hombre razonable de ciencia, no muy creyente, aunque en el fondo la chispa de lo místico no murió. Eso me unía a Hanna, la amiga inseparable de la infancia y por supuesto la mejor acólita y compinche, íntimos cómplices tanto de travesuras como de milagros, y por eso su amistad era más fuerte que muchos amores. Ella no es una mujer común, es una bruja en esencia, pero a la final es muy buena persona como todos, solo que cuando sale lo mejor de ella puede ser una maldita o un amor. Por un momento en la vida nos separamos, tuvimos que estudiar y en mi caso hacer una familia, ella se dedicó a investigar todo lo que la intrigaba y a vivir la vida con desenfreno. Nos volvimos a encontrar en una estación férrea y adelantamos nuestras vidas que se quedaron en la universidad y las correrías de la juventud, hoy es el futuro de aquellas promesas que se quedan en sueños y planes. Su disfraz revelaba que aún conservaba su sensual figura, mientras que yo por mi lado había engordado por no decir que casi castrado, y que una enfermera del infierno me salude frente a mi familia parece una mala broma de una película para adultos, o el inicio de un drama que por poco ha de terminar en tragedia. Nos vimos luego y hablamos mientras bebíamos un café o caminábamos por ahí, me contaba de cosas que siempre me rehusé creer, me daba miedo, pero también me intrigaba, me tentaba con sus gestos y me condenaba con sus propuestas. ¡No es casual que el mes del amor es antes del mes de las brujas! primero el engaño de los placeres y luego la pena de las consecuencias, y así pasamos del sexo al horror. Me miró, escudriñando cada grieta de mis defectos, explorando si todavía era en esencia aquel que conocía o si las situaciones me habían acondicionado hasta el alma. ¡Y es por eso que sigue navidad como compensación! Pues me parece una mezcla de las dos primeras. Y la sonrisa que tanto me gusta de ella asomó, ese lado prístino e infantil que no sucumbe ante el peor de los males o la más inmensa culpa. Al parecer el rol de padre te ha afectado, yo era la odiosa con las festividades, ahora celebro los ritos fuera del comercio que suelen ser, hay más de lo que sabe el hombre más sabio del mundo. Sacó algo de su bolso, era una vieja carta del tarot egipcio, tenía unos diagramas y otros apuntes, decía que había encontrado un portal y que de pronto una larva se le colgó. Contaba que no se habla de los desaparecidos porque al igual que muchos muertos: son alimento de dioses y otros carniceros. Me confesó que me buscó como última alternativa, pero que al verme con la familia no quiso entrometerse, pero el que la quisiera ver era síntoma de que aquel febril y párvulo amor no había muerto. Muchos pensarían que buscábamos motel, pero lo que no imaginan es lo que sucede en esos lugares, pues más que sexo y drogas es lo corrupto lo que sucede en la intimidad. Me advirtió que podría ser nuestra última vez juntos, que si quería era la oportunidad de finiquitar sus asuntos, y eso que la vida no da segundas oportunidades, y bien si lo sabe mi esposa que puede que sea fiel pero que ganas no le sobran. Primero las damas, por eso ella pintó un pentagrama y puso unas cosas dentro de un cuenco, no bebió, pero si tomó y escupió el menjurje hacia el pináculo, y luego de unos rezos e invocaciones se apagó la luz. Nada fuera de lo normal pasó, pero si sentí que algo bueno no era lo que acababa de hacer, por el contrario, era un ambiente muy denso el que cubrió el lugar. Pasó algo de tiempo, la habitación recobró aquello que perdió cuando Hanna se dio a la tarea, ya no había sentimiento y la única idea que quedaba era culminar como los mortales. Pasó una semana y el terror de ser sorprendido era la paranoia, nada sabía de mi amiga y ni modo de investigar, me había quedado con su carta, o tal vez ella me la dejo en herencia, lo cierto es que es la única pista de lo sucedido con ella. 

No hay comentarios:

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA