miércoles, 13 de junio de 2007

LA COLOMBIA VIOLENTA DEL CINE

Para plasmar en el cine la violencia debemos referirnos primero a la historia del país como la partida de inciertas muertes causadas por diferencias en las ideologías. En el film “el río de las tumbas” se muestra como los muertos de otro lugar llegan al pueblo por el río causando zozobra por el incierto motivo de sus asesinatos, o que sean las próximas victimas de una lucha que no les pertenece. Este horror tal vez incite una respuesta agresiva en pos de sobrevivir o convencer, como se pone en escena, cuando en el bar todos se van a los puños; ésta condición humana tal vez es la fuente de situaciones conflictivas tanto familiar como socialmente que son las mismas fallas morales y vacíos personales.

La muerte de Gaitán estalla una guerra entre liberales y conservadores, no solo en la capital sino también en el campo y las montañas donde se forman resistencias. En “canaguaro” se evidencia cuando se organizan para adquirir armas, mientras por otro lado la policía en busca de ellos violan sus mujeres. Así las balas van de lado a lado con la gente en medio, siendo la razón y el frenesí de la parafernalia guerra que vivimos. Entonces terminan también a manos de matones justicieros estableciendo un círculo vicioso sin responsable. Ya sea en la clandestinidad de la selva o el anonimato de un apartamento, la represión se establece al prohibir leer un libro, o juzgar las diversas opiniones como en “la confesión de Laura” donde por el bogotazo quedan atrapados en casa porque si salen les disparan los francotiradores, haciendo un paralelo entre la guerra y un matrimonio, poniendo de ejemplo los celos o cuando la mujer del señor les manda el martillo por la ventana ya que están incomunicados, o del detalle liberal en la billetera.

Ya en otro film León Maria Lozano es un pájaro que decide ajusticiar a sus enemigos, pero les echan la culpa de una masacre donde él mimo hace la investigación ya que él no dio la orden. Luego lo intentan envenenar con unos buñuelos, celebrando su posible muerte, pero éste se recupera y demuestra que: “cóndores no entierran todos los días” y sigue luchando para morir con su propio invento en la solitaria calle fría y oscura. Es como si se enfrentaran demócratas y republicanos en EE.UU. cada uno con su ejército, o los nazis, o una nueva inquisición al servicio del poder o la izquierda.

Todas las películas muestran una parte de la verdad de esta guerra desde su visión como la de Gardeazabal o la de Jaime Garzón que desde el mismo asesino muestra una perspectiva de lo que realmente pasa en este país de secretos, o de la percepción de un río sangriento que trae la muerte en vez del sustento, al igual de cómo Laura vive la experiencia de una violencia física que se expresa en su psiquis. Pero fuera de estos contextos yo destacaría también el rol de películas como: Rodrigo D no futuro, la gente de la universal, el taxista millonario entre otras, pues la violencia entre diversos estados y situaciones, ya sea en un pueblo, las montañas, un apartamento en Bogotá o cualquier parte del país y del mundo, o personajes como Sangre negra o Guadalupe Salcedo, Desquite entre otros, como Pizarro León Gómez o Jaime Pardo Leal que dieron sus vidas por principios e ideas. En fin, desde la conquista, la colonia, la prehistoria hasta ahora nos hemos educado a rejo y fuego sin saber realmente por que es el conflicto armado o como detener la delincuencia común y mejorar la calidad de vida, y subyugados en ese sistema esperamos a que no nos toque y que venga otro y nos salve la patria. En definitiva si tuviéramos la educación y el coraje suficientes podríamos ser capaces de luchar con proyectos sociales y derramar sudor en lugar de sangre y lágrimas o poder caminar senderos que no estén minados o custodiados por asesinos.

No hay comentarios:

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA