sábado, 9 de junio de 2007

SI SABEN DONDE ESTOY, DÍGANME QUE NO ME HALLO

Ah! El silencio dice tanto, solo contemplando lo que la vida y el más allá interactúa en nuestra alma, lo alegre que se pone el viento cuando sopla mi corazón, ¡colores nunca antes visto de una música conocida! Te doy gracias Dios o vida, seas lo que seas, me has dado todo. ¿Cómo negar que estoy gozando este momento? Veo mariposas de todos los colores y tamaños, un caballito del diablo o libélula, un canario amarrillo volar sobre nosotros, la termal nos eleva, buitres dando vueltas en el cielo, cubierto densas nubes que se despejan para insolarnos, muchas pero muchas flores por todo lado, árboles de vistosos y elegantes movimientos, una llanura semidesértica, una antena, una chimenea, un par de estructuras, rectángulos marmóreos, la bicicleta tirada en el suelo, una mochila que hice, más mariposas y buitres, un auto estacionado, una persona en la primera estructura, carros pasar tras la verja, oigo gritos, el viento en mis oídos, las ramas susurrar, pajaritos, un recuerdo: lo que eres grita tan fuerte que no oigo lo que dices, lo repito en voz alta, la sinfonía continua, hasta las hormigas trepan mi ser, se oye una ranchera de despecho y me siento hombre de nuevo, el vibrar disminuye y aún así gozo. Siento lo que es conciencia, soy Dios hecho a imagen y semejanza, Jesús es mi maestro, veo un canario de pecho y cabeza rojos, alas, pico y cola de luto, vuelve a cantar uno que cruza por encima de nosotros, a esta hora del cenit no me extraña que no hallan mosquitos o jejenes, un camión pasar, no creo que el dolor tenga efecto en estos estados, aquel canario me observa, ¿me estudiará? Me quito las hormigas, tomo un sorbo de agua, está caliente, toso, veo un abejita, el primer jején, lo exorcizo, oigo un avión y lo veo perderse en el horizonte, un bus escolar, el canario me sigue mirando, otra mariposa, me da risa, una bandera de Colombia y dos blancas con el logo del lugar supongo, otra ranchera desde lo lejos como el canario a mi lado, esto es vida, solo, estar como un fantasma, tan cerca y tan lejos, visionario en el pasado de ahora, veo nubes negras, las montañas, huelo a hierba, a niñez, escribo detalles en las hojas secas, se las dejo al viento, me suenan las entrañas, y el papel se me acaba, quisiera continuar pero debo irme.

No hay comentarios:

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA