lunes, 27 de agosto de 2007

AH PRESENCIA

A orillas de la muerte me pregunto ¿qué es la vida? Y me responde el silencio ¡NADA! Y el eco sostiene ¡TODO!

En ésta ya común noche de solitario silencio, en que mis lágrimas lavan el dolor que un puñado de cenizas han dejado en la estrangulada garganta. Unos penan por querer estar vivos mientras yo sufro por no morir pronto, pero algo muy adentro que no puedo definir, me contrasta de alegría al saber y probar que puedo llenar el vacío con el arte de mi etérea existencia. Debería ignorar lo que me sucede ya que lo presentía, pero no puedo evitar sentir el malestar, sólo que ya no me mata, me anima a levantarme y seguir al siguiente círculo. Cual guerrero deambulo por el mundo en busca de un lugar, de alguien, de algo que perdure, que no sea transitorio como esta vida, pero…
El veneno en mi vino y el plomo en mi sangre, son mis aliados, me entregan a lo que tanto me ha sido tan esquivo desde que nací, no son los cobardes que enferman y se esconden, con hipocresía tras su mediocre traición, sino los atrevidos, sabihondos y humillantes negados que me aplastan con sus embestidas ideas. Estoy acostumbrado a que me den la espalda y me volteen el rostro, que no me entiendan y me dejen solo, a ser el esclavo emocional de una sociedad a la que me enfrento con servicio. Tantos sonidos y los únicos humanos son quizás ronquidos, me siento un insecto más que ronda por ahí en busca de compañía. Ni siquiera a quien molestar con la luz pues el fetiche no se queja, las demás cosas se llenan de color y me agradecen que piense en ellas, como si fueran mis amigas, ya que hasta con las paredes hablo, aunque las cosas no tengan oídos y no entiendan de emociones. Otra vez botado a la basura, echado a un alado como estorbo y al mismo tiempo reciclado por la naturaleza de mi anomalía, pateado como balón de fútbol, impugnado cual golosina vieja; cambiando la sustancia mas no la esencia, magullado pero tiernito, y si para valorar el equilibrio, hay que ceder ante los malos ratos, lo haré con la esperanza de estar haciendo lo correcto, y las ganas de equivocarme y perder, para sobreponerme a los límites, como el superhombre soy. Ya no se que esperar de ésta vida, únicamente continuar la vía del verdadero amor, siendo honesto de corazón y si debo pasar estos malos ratos, lo haré con valor, que mi espíritu, me guía.

1 comentario:

Hal9000 dijo...

La idea no sería ni sufrir por sobrevivir, ni sufrir por no morirse...la idea sería gozarse el estar vivo y gozarse el saber que se puede morir... No sé, definitivamente el mundo es de perspectivas...Esta en ti romper la soledad que tanto te fastidia!!

joe satriani

Loading...

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS

EL CASTILLO DE LOS PIRINEOS
donde habito (salido de mis sueños)

MAIAA

MAIAA